-    Escrito por blank

Colores para salas de estar

Cambiar los colores de tu sala de estar, ¿cómo acertar? Si buscas darle un nuevo estilo a tu sala de estar pero estás dudando sobre los colores, te damos ideas para escoger colores y para saber qué colores te sentarán mejor.

Living-Room-Wall-Colors

Índice del artículo:

  1. Colores para salas de estar
  2. Escoge colores que te gusten
  3. La luz para elegir colores
  4. La armonía al combinar colores
  5. Usa un simulador de ambientes
  6. La rueda de colores puede ayudarte
  7. El blanco y los colores neutros
  8. El acabado de la pintura
  9. Colores y reglas establecidas

Tendencias Decoración 2014 | Vídeo

Colores para salas de estar:

Modern interior with sofa and white carpet 3D

Solo con mirar una tabla de colores de cualquier marca de pinturas para darse cuenta, hay cientos de colores, las opciones para pintar paredes son muchas, y además puedes usar colores de la misma gama o algún color complementario para lograr contraste.

A continuación os damos unas pautas con las que poder elegir el mejor color para la sala de estar aunque lo cierto es que antes que nada tenemos que señalar algunos puntos que son clave para saber acertar.

Lo principal es tener un gusto propio y elegir un color que nos convenza por mucho que no sea tendencia y ya veremos más adelante si puede servirnos para el tipo de sala de estar que tenemos.

Al margen de nuestros gustos, siempre es recomendable tener en cuenta factores como el espacio o la luz natural de la que dispongamos y que permitirán que nos guiemos para encontrar si un color como el rojo, por ejemplo, puede ser una buena opción o hará que el espacio se vea más reducido.

Cómo elegir los colores para salas de estar

Con estos simples pasos y consejos que te voy a dar, este proceso será de lo más simple:

  1. Para comenzar debes encontrar una pieza central (un sofá, un cuadro, una mesa, …) que te guste para la sala de estar de tu casa y que te sirva como base para el resto de tus elecciones o decisiones de colores y opciones de diseño. Es más fácil encontrar el color perfecto para tus paredes que cambiar el color del sofá perfecto.
  2. Acude a una ferretería o una tienda de pinturas para buscar 4 ó 5 muestras de color que tengan los tonos y los colores parecidos o similares al de tu pieza central.
  3. Ahora fíjate en las muestras de color y compáralas con tu pieza central y las paredes de tu sala de estar para decidir cuál es el mejor.
  4. Escoge un tono claro de para las paredes para dar una mayor sensación de espacio. A no ser que tengas una sala de estar grande que pueden ser de un tono oscuro.
  5. Debes controlar los colores contrastantes de tu muestra. Para una sala de estar pequeña, acentuar una pared con un color que contraste puede imprimir un efecto atrevido, para hacer que la habitación no se vea muy cerrada. Para una sala de estar grande, debes elegir colores que contrasten para que no parezca vacía.
  6. Y por último cabe señalar que una buena opción será el elegir colores que veámos que son la tendencia del momento, de modo que podamos acertar (aunque en poco tiempo tengamos que cambiar una vez haya pasado la moda) con el estilo actual que queramos darle a nuestra sala de estar.

Escoge colores que te gusten o te sienten bien

Todos tenemos nuestros momentos, no hace falta ser un pintor famoso para tener una “etapa azul”. Hay momentos en tu vida que van asociados a colores. Los tonos rojos pueden ayudarte a tener más energía. Amarillos muy claros te pueden resultar alegres y animarte. Azules o morados te pueden ayudar a estar más tranquilo. Es un ejercicio sencillo y sólo requiere que te compres unas cartulinas y las mires durante unos segundos.

  • De poco sirve que sigas las reglas de decoración si el resultado no te convence. Si tienes ilusión por un color es mejor que apuestes por él.
  • Si por ejemplo te decantas por un color que sea fuerte siempre puedes usarlo en un tono que sea algo más suave o pintar solo una pared para que el ambiente no resulte oprimente y más teniendo en cuenta que la gran mayoría de casas actuales cuentan con salas de estar bastante reducidas.
Clasico_y_actual
  • Si por  otro lado, los colores que más te gustan son los claros o los tonos pastel,  pues todo eso que tendrás ganado, ya que tenemos que decir que los colores como el blanco o los marrones, beige y grises claros son quizás la mejor opción para las paredes de cualquier estancia de la casa.
  • El blanco combina con todo, pero no viste. Hará necesario que tus piezas tengan carácter. Tampoco ayudará a mejorar tu humor o a animarte o relajarte, pero tendrás mucho más margen para combinar elementos muy diferentes. En este salón hemos hecho una decoración que mezcla estilos árabes con patchwork y funciona perfectamente gracias al blanco: ver el artículo.

La luz para elegir colores

  • Recuerda que la luz difumina el color. En una sala de estar muy luminosa los colores vivos resaltarán menos que en un salón con poca luz por lo que guiate siempre por la luz natural, no artificial de la que dispongas.
  • Si tienes una pequeña ventana o balcón para tu sala de estar, es mejor que no elijas colores que sean muy cálidos como el rojo o el azul ya que quizás vas a conseguir que todo se vea mucho más reducido al no poder aprovechar la poca luz que te entre.
  • El blanco es el mejor color para una sala de estar con poca luz o quizás un pastel muy suave como el beige o un tono garbanzo o gris porriño.
  • Si tienes mucha luz, el problema se reduce aunque si sigues apostando por el blanco te darás cuenta que el espacio se ve todavía mucho más mayor. También se verá más aséptico.

La armonía al combinar colores

Small-and-Cozy-Blue-Living-Room-Design.jpg

  • Lograr un conjunto armónico no es tan difícil. Sigue la regla de un diseñador experto en combinar colores, Kennet Brow. La regla de 60-30-10.
  • Esta regla a la que hago mención, consiste en combinar un 60% de color dominante por ejemplo en las paredes, que no sea demasiado fuerte.
  • Luego, un 30% de color secundario, por ejemplo en la tapicería, las cortinas o incluso una pared dominante.
  • Finalmente un 10% en un detalle, por ejemplo unos cojines.

Siguiendo esta regla con estos porcentajes repartidos entre los diferentes elementos, es muy complicado que te equivoques incluso poniendo colores inicialmente opuestos.

Usa un simulador de ambientes

simulador

  • Una buena idea antes de pintar tu sala de estar, es usar un simulador de ambientes donde puedes ir probando distintos colores en paredes, techo y muebles y así darte cuenta de qué colores te gustan más.
  • Puedes combinar una pared en color más intenso y el resto en otro de la misma gama o en blanco.
  • Te dejamos un artículo con enlaces a simuladores de colores

La rueda de colores puede ayudarte:

color-wheel-300_thumb.gif

  • En la rueda inferior ves distintos colores. Los colores análogos son los que están cerca, así el naranja, el amarillo son análogos, como el morado y el azul.
  • Los colores complementarios son los que están enfrente, así el turquesa y el naranja son complementarios, como el verde y el rojo.
  • Sobre todo, no pongas colores parecidos pero que no están en la misma gama. Por ejemplo, no es buena idea mezclar un gris claro con un beige. Da la sensación de que querías que fueran iguales, pero que te ha salido mal.

El blanco y los colores neutros:

  • Blanco perla, marfil, blanco roto, gris perla, beige, amarillo azufre, beige perlado, gris claro. Los colores neutros son “comodines” ya que siempre los puedes usar con otros colores para aligerar el impacto visual.

El acabado de la pintura:

yellow-house-living-room_thumb.jpg

  • Los acabados pulidos o brillantes reflejan la luz y esto agranda los espacios. Aunque muchas pinturas tienen acabados mates, puedes pintar las paredes en acabados brillantes.
  • Si tu pared está lisa y sin irregularidades el acabado de pintura brillante es ideal, en cambio si tu la paredes tiene defectos o irregularidades mejor el acabado mate.

Colores y reglas establecidas:

Purple-livimg-room-11.jpg

  • Hay reglas en decoración que puedes seguir o no, según estés de acuerdo. Los colores fríos son más relajantes así, gama de azules, verdes, violetas, grises son colores fríos y se usan sobre todo en dormitorios solos o en combinación con blanco o tonos neutros.
  • En un salón o sala de estar se recomiendan colores cálidos como el amarillo, naranja, salmón ya que trasmiten dinamismo. Pero depende mucho de cómo seas tú y lo que te siente bien.
  • Eso no quiere decir que no puedas usar el verde, el azul, o el malva en tu sala de estar.

Os dejamos el link de otros artículos que os servirán en la tarea de encontrar los colores adecuados: