Cómo evitar que la nevera haga hielo
0 votos

Cómo evitar que la nevera haga hielo

Aunque en la actualidad la gran mayoría de neveras que se venden cuentan con un sistema que evita la aparición repentina de hielo, lo cierto es que todavía podemos encontrarnos con el problema de abrir la nevera y comprobar que se ha formado una gran capa de hielo como si del mismo congelador se tratara. En Espaciohogar vamos a daros algunos consejos para evitar dicha formación helada.

Normalmente, si ves que tu nevera siempre acumula una capa de hielo en el fondo y que además dicha capa va creciendo, en ocasiones a una velocidad de vértigo, se tratará de un problema de ventilación o de hecho de acumulación de humedad, por lo que deberás descongelar toda la nevera para poder quitar la escarcha y hielo acumulado, aunque lo cierto es que existen “trucos” para evitar que se forme.

Motivos por los que se acumula hielo en la nevera:

  • La humedad que se forma en la nevera puede que se acabe condensando al enfriarse,  de modo que si no tienes un buen sistema de ventilación dentro de la misma, dicha humedad se acabará convirtiendo en el bloque de hielo que finalmente aparecerá en sus paredes.
  • Habitualmente el problema estará en el sistema de ventilación de la nevera, aunque también puede que el problema de la aparición de escarcha se de porque la nevera no cierra del todo correctamente haciendo que entre el aire del exterior, que al juntarse con el frío de dentro forma condensacion y esa condesación es la que acabará convertida en hielo.

En la actualidad las neveras conocidas como “no frost” evitan este problema de la acumulación de escarcha fácilmente ya que cuentan con un sistema que evita esta condesación de la que hablamos todo el rato. De todos modos, si tu economía no te permite el comprar una nevera nueva todavía estás a tiempo de poder evitar que te haga hielo.

Cómo evitar que la nevera haga hielo:

Cierra bién la nevera

  • Os parecerá una tontería pero a veces no nos fijamos en que las gomas que rodean la nevera y que permiten que esta quede bién cerrada, se han soltado o de hecho están tan viejas que no cierran como deberían, haciendo que el aire del exterior pase al interior de la nevera.
  • Cuando una nevera cierra correctamente siempre nos costará ligeramente el volver abrirla al segundo, eso es porque queda “pegada” como ya he dicho. Comprueba si cuando cierras tu nevera luego la puedes volver a abrir de inmediato o no, si la respuesta es afirmativa fijate bién en que la goma no esté suelta, despegada o de hecho incluso partida.
  • Si las gomas se han roto deberás cambiarlas, y aunque puedes intentar comprar la adecuada para tu modelo de nevera, y cambiarla tu misma, lo cierto es que no es tan sencillo como parece y de hecho tampoco es muy fácil encontrar las gomas para la nevera en el mercado y más si estas van selladas y son a medida, por lo que en la mayoría de casos se acaba consultando a un profesional.

Aumenta la temperatura de tu nevera:

  • Muchas veces tenemos la temperatura de nuestra nevera muy baja por lo que el aire es muy frío en el interior, y al recibir el del exterior provoca la aparición de escarcha.
  • Prueba a aumentar dos o tres grados la temperatura de tu nevera, por ejemplo de 5 a 8 grados, y además comprueba que el problema de tu nevera no esté en en el hecho de tener el termostato estropeado y que haga que la temperatura sea quizás demasiado baja si que nosotros mismos queramos o nos hayamos dado cuenta.

Evita abrir y cerrar la nevera constantemente:

  • Ya hemos dicho que el aire del exterior al entrar en la nevera y mezclarse con el aire frío puede que provoque una humedad que al condensarse haga que se forme hielo, por lo que es realmente importante que al hacer uso de la nevera lo hagamos con algo de sentido común y no estemos abriendo y cerrando cada dos por tres.
  • Cuando tengas que preparar la comida o coger varias cosas de la nevera, abre coge lo que necesites de una vez y después vuelve a cerrar.
  • Tampo abras la nevera sin saber que vas a coger, y te quedes mirando que es lo que te apetece, ya que aunque no lo parezca no sólo puede que “ayudes” a la formación de escarcha sino que además estás gastando energía de manera absurda.

Limpia y descongela de vez en cuando el congelador:

  • Muchas neveras son “independientes” y no tienen el problema añadido de tener además un congelador, pero lo cierto es que la mayoría de modelos de frigoríficos, cuentan todavía con el hecho de “compartir” su estructura con un congelador donde evidentemente la temperatura es inferior a la de la nevera, así que es importante que lo mantengamos siempre limpio y que funcione correctamente para evitar que  se nos forme hielo donde no debe.
  • El aire que se enfría en el congelador pasa al refrigerador a través de aberturas graduables. Un control termostático ajustable en el refrigerador controla la temperatura al activar o desactivar el compresor si esta sube o baja dentro del parámetro prefijado en el control de temperatura de modo que evita que esta sea más alta en la parte de la nevera.
  • Al margen de que se nos haya roto el termostato en cuestión hemos de procurar que no se nos forme hielo en las paredes del congelador y de vez en cuando deberémos vaciarlo de comida y descongelarlo por completo de manera que todos los conductos queden limpios y el aire circule sin problema, evitando además fugas que hacen que se acumule mucho más del necesario en la nevera.

Os dejo ahora video de como evita la nevera que se haga hielo:

Otros artículos de interés en Espaciohogar:

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

3 Comentarios

  1. Liseth dijo...

    A mí me pasa todo el tiempo, ya no sé que hacer. Pero ahora que lo dices debe ser porque a cada momento abrimos la nevera. Pero desde que descongelamos cada cierto tiempo el regrigerador ya no nos pasa.

    Responder
  2. Seguros de hog/ar dijo...

    Muchas gracias,
    En mi caso es una nevera que ya estaba en la vivienda porqué vivimos de alquiler, y creo que para decir que estaba moblado pusieron la nevera más barata. Resultado: un palmo de hielo en pocas semanas…
    Muchas gracias por los consejos.
    Saludos

    Responder