-    Escrito por blank

Cómo fabricar una cama colgante

El verano es una de las estaciones del año que más nos gustan. Poder disfrutar al aire libre, jugar con los niños en el jardín, zambullirse en la piscina o simplemente sentarse a leer bajo el sol. Sin dudas, hay muchos elementos que podemos sumar a la decoración de nuestro hogar para que podamos realizar este tipo de actividades de la manera más placentera. Hemos visto, por ejemplo, reposeras y hamacas que son fantásticas para sumar al mobiliario… pero, ¿alguna vez pensaste en una cama colgante?

Las camas colgantes son fantásticas porque nos permiten descansar y a la vez sentirnos suspendidos en el aire, lo que causa una sensación inigualable.

A pesar de que pueden encontrarse en el mercado camas colgantes listas para instalar, desde EspacioHogar te mostraremos que fabricar una cama colgante no es tan difícil como parece.

Primero, deberás medir el colchón que colocarás sobre la cama y desde allí sacar la medida para la tabla de madera. Conviene dejar unos centímetros de más a cada lado. Luego, pide en una maderera que te preparen la tabla. Podrás elegir la madera que más te guste – más clara o más oscura – según la decoración que quieras lograr. Ten en cuenta que la tabla deberá ser gruesa y firme. También pide que te realicen cuatro agujeros, uno en cada vértice de la tabla.

También necesitarás unos metros de una soga súper resistente. Una buena opción es ir a una tienda de artículos náuticos y comprar el tipo de sogas que se utilizan en las embarcaciones, ya que son muy resistentes y están preparadas para soportar el desgaste.

Lo último que necesitarás para fabricar esta cama colgante son 4 ganchos para el techo. Si el techo del ambiente elegido es de material, la instalación será mucho más compleja porque deberás romper el concreto para insertar los ganchos. Es mejor elegir un ambiente con techo de madera, para así conseguir ganchos profundos y atornillarlos directamente al techo.

Realiza nudos en los extremos de las 4 cuerdas, deshilachando la soga restante para formar una coleta como las que se ven en la imagen.

La instalación de esta cama colgante requerirá de varios brazos con fuerza, pero no es para nada imposible.

Lo mejor de las camas colgantes es que podrás colocarlas en el centro de la habitación, logrando así que se convierta en la reina indiscutible del ambiente. Decórala con mantas y cojines coloridos para que quede fantástica. ¡A disfrutar!

Vía OpenDeco.