UP

-    Escrito por elena

Cómo limpiar el acero inoxidable

El acero inoxidable está muy de moda, pero se ensucia con mucha facilidad y se ven los dedos. El acero inoxidable es un material fabuloso, muy higiénico y agradable. Fregaderos de acero inoxidable, neveras, cacerolas, encimeras de acero inoxidable y algunos electrodomésticos pequeños, requieren de limpieza y de algunos trucos para limpiarlos fácilmente. En Espaciohogar como dejar este material como nuevo en el caso de manchas o de que se vea “viejo”, os explicamos cómo limpiar el acero inoxidable de manera rápida y sencilla.

fixit-cleaningstainlesssteel-101420100000_rdax_676x456

Acero inoxidable en la cocina

como-limpiar-el-acero-inoxidable-acero-inoxidable-en-la-cocina

El acero inoxidable está de moda en las cocinas modernas. No solo fregaderos ahora también los electrodomésticos como neveras, lavadoras y lavavajillas triunfan en el acabado acero inoxidable. El acero inoxidable es un material no poroso de superficie muy lisa lo que lo hace fácil de limpiar e impida que las bacterias y otros microorganismos puedan proliferar. La mayoría de cocinas industriales en restaurantes, hospitales o empresas de catering son de acero inoxidable. Es un material fácil de limpieza, lo que hace más sencilla y eficaz la limpieza. c3d1 El acero inoxidable una vez limpio queda desinfectado y esto es muy importante en cocinas donde se preparan gran cantidad de alimentos. La gran resistencia a la corrosión del acero inoxidable lo hace uno de los materiales más empleados en la industria.

¿Cómo limpiar del acero inoxidable marcas de dedos?

como-limpiar-el-acero-inoxidable-marcas-de-dedos

Para limpiar las marcas de dedos de las neveras de acero inoxidable sólo necesitas una bayeta de microfibra un poco húmeda para limpiar las huellas. Otra opción es una esponja o paño humedecido en agua con un poco de jabón de cocina. Si no puedes mojar, prueba con un papel de cocina, que también quitará los dedos.

Limpiar suciedad difícil en el fregadero de acero inoxidable

como-limpiar-el-acero-inoxidable-Para-limpiar-suciedad-dificil-en-el-fregadero-de-acero-inoxidable

Cómo sucede con las manchas de grasas si deseas dejar tu fregadero de acero inoxidable como si fuera nuevo, utiliza un limpiador de textura cremosa tipo Cif, se deja actuar sobre la mancha, y luego se frota con un estropajo azul de los que no rayan. Debes tener ademas cuidado de no dejar que las manchas del agua que cae en el fregadero se acumulen o se sequen ya que con el tiempo acabarán provocando que el acero inoxidable pierda brillo y se vea sucio. Si fregas los platos o utilizas mucho el fregadero, para lavar verduras o para coger agua, no te costará nada pasar una balleta para que todo quede seco una vez hayas acabado.

¿Cómo limpiar restos de comida quemada en las ollas o las cacerolas? como-limpiar-el-acero-inoxidable-Como-limpiar-restos-de-comida-quemada-en-las-ollas-o-las-cacerolas

La olla a presión o una cacerola que se quedó con comida quemada pegada al fondo la puedes limpiar de forma sencilla. No trates de limpiar o frotar si está la comida pegada. Llena la olla con tres dedos de agua muy caliente y añade lavavajillas.

olla-e

Deja actuar 20 minutos y verás que ahora todo los restos quemados salen con facilidad. De esta forma no te cansarás tratando de limpiar y la olla quedará perfecta.

como quitas suciedad pegada de ollas y cacerolas de acero inoxidable

¿Manchas difíciles? Limpiar los culos de las sartenes y ollas

como-limpiar-el-acero-inoxidable-manchas-dificiles

A menudo, la única manera de limpiar será utilizando un estropajo (el nanax de toda la vida) que aunque ahora rayan mucho menos, siguen rayando. Comienza probando por dejar en remojo con amoniaco para ablandar las manchas. Mi consejo es que no dejes que esas manchas difíciles crezca, es mejor tener rayado el culo de la sartén que grasa requemada que olerá cada vez que pongas la sartén al fuego.

Manchas de cal

como-limpiar-el-acero-inoxidable-manchas-de-cal

A menudo pueden quedar manchas de cal en zonas donde el agua es dura. Evita dejar las bayetas o estropajos sobre el acero inoxidable para que no dejen marcas. Usa un limpiador específico para cal para quitar la mancha, si no funciona, pon en medio vasito de agua un buen chorro de vinagre. Aplica con una cuchara sobre las manchas y deja actuar unos minutos. Luego pasa un paño y seca la superficie. OJO: Comprueba que el limpiador no dañe el acero inoxidable. Es necesario echar un vistazo a la pegatina, porque te puedes llevar algún que otro susto (yo estropeé las piedras de mi ducha por utilizar viacal sin haber leído que no se podía utilizar en superficies porosas),

Qué debo evitar en la limpieza del acero inoxidable

Que debo evitar en la limpieza del acero inoxidable No uses lejía ya que daña el acero inoxidable si está durante mucho tiempo en contacto (si dejas algo a remojo en lejía en el fregadero o la encimera de acero inoxidable se pueden estropear). Los limpiadores en polvo muy abrasivos pueden rayar el acero inoxidable. Los estropajos que no sean los azules que no rayan, pueden dañar la superficie haciéndola más susceptible a la suciedad, dañando su capa superficial. No los uses estropajos agresivo excepto con los culos de las sartenes y las cacerolas, que “no se ven”. Los limpiadores que contienen cloruros como los productos para limpiar la plata, pueden dañar el acero inoxidable poniéndolo feo.

Recomendaciones para que los productos de acero inoxidable duren más

Como has podido comprobar en las líneas anteriores, el acero inoxidable se ha convertido en un material que tiene un gran protagonismo en tu cocina. Y no es para menos; su facilidad de limpieza, su gran utilidad y su destacada resistencia hacen de él un complemento perfecto para nuestra cocina. Queremos que tus objetos y productos de acero inoxidable te duren mucho, por lo que, para acabar, queremos darte algunas recomendaciones que te ayudarán a prolongar mucho más su vida útil.

Acero inoxidable piscina
La limpieza constante es la mejor aliada de tu acero inoxidable. El acero inoxidable es enormemente resistente y fácil de limpiar, pero si dejas que se acumule una importante cantidad de residuos, polvo o grasa sobre él, correrá el riesgo de corroerse. Por lo tanto, asegúrate de limpiar tus objetos de acero inoxidable con tanta asiduidad como sea necesario. No necesitarás limpiar con la misma frecuencia, por ejemplo, una olla de acero inoxidable, que puedes llegar a utilizar con cierta asiduidad, que la mampara de tu cocina, pero en todo caso asegúrate de limpiar tus objetos de acero inoxidable en cuanto adviertas que están algo sucios o que tienen una capa de polvo o residuos. Con esta estrategia, tus productos de acero inoxidable te durarán mucho más. Te lo garantizamos.

Nunca utilices limpiadores o productos que contengan cloro. Ya hemos señalado cómo la utilización de limpiadores abrasivos pueden dañar mucho tus productos de acero inoxidable. Pero, para redondear esta recomendación, queremos avisarte de que evites especialmente utilizar sobre el acero inoxidable cualquier producto que contenga cloro. Este producto en especial puede dañar mucho el acero inoxidable y suele estar presente en todo tipo de productos de limpieza, por lo que debes tener especial cuidado a la hora de escoger un limpiador industrial para tu acero inoxidable. Asegúrate siempre de leer bien las etiquetas de los posibles limpiadores entre los cuales puedes elegir y, si ves que está presente este producto, deséchalo inmediatamente. Por muy poco cloro que lleve el producto, realmente no te merece la pena correr el riesgo teniendo tantas opciones donde escoger. Tanto el cloro como la lejía deben mantenerse siempre lejos de tus productos de acero inoxidable.

Acero inoxidable suciedad
Mantente más pendiente de aquellos productos de acero inoxidable que estén en ambientes continuamente húmedos. Unos altos niveles de humedad ambiental pueden acabar dañando mucho tus objetos de acero inoxidable, dado que dicha humedad acelera el proceso de corrosión. Por lo tanto, si tienes objetos de acero inoxidable que se encuentren en una habitación o en un ambiente donde la humedad es constantemente muy alta (como puede ser, por ejemplo, las cercanías de una piscina cubierta), asegúrate de invertir algo de tiempo extra en su cuidado. Límpialo con más asiduidad y asegúrate de comprobar constantemente que se mantiene en las mejores condiciones posibles.

Cuando sea posible, limpia tu menaje de cocina de acero inoxidable a mano. Los lavavajillas son grandes inventos y, sin duda, nos ahorran mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, ninguno de estos aparatos y con mucha asiduidad se pueden quedar en los platos, ollas, sartenes y demás objetos de uso cotidiano restos de comida, de detergente o marcas de agua que pueden empañar el aspecto inmaculado de tu menaje de cocina. En el caso de tus objetos de acero inoxidable, los restos de detergente y de comida que hemos señalado anteriormente pueden perjudicarlos y llevar a la aparición de la corrosión y de las antiestéticas marcas que tanto pueden llegar a dañarlos. Además, los movimientos de otros platos, vasos o cubiertos a su alrededor durante el funcionamiento del lavavajillas pueden llegar a rayar su superficie, por lo que su emplazamiento también es algo con lo que se debe tener mucho cuidado.

Te puede interesar