10 consejos para decorar tu cocina pequeña

Cuidar la iluminación, utilizar mesas plegables y colocar fotografías en las paredes son algunos de los trucos para que la cocina parezca más grande de lo que es en realidad.

Sea cual sea el tamaño de la cocina, esta sigue siendo una de las estancias más importantes dentro de una casa. La cocina es el lugar donde compartimos muchos momentos y pasamos horas cocinando, guardando comida o haciendo visitas a la nevera. Por eso, es imprescindible que esté bien decorada, limpia y que tenga una disposición adecuada a su tamaño, para que estar en ella sea agradable. Una cocina pequeña puede ser una oportunidad para explorar nuestra creatividad y pasar grandes momentos entre sus cuatro paredes.

Si no es nuestro caso pero conocemos a alguien que tiene una cocina de pocos metros cuadrados podemos aprovechar los regalos especiales de Hofmann para aportar nuestro granito a la decoración de su hogar. Las fotografías, los calendarios personalizados o los ganchos decorativos para colgar todo tipo de instrumentos de cocina son solo algunas de las ideas por las que podemos apostar.

1. Decora la cocina con fotos o ilustraciones

Por muy pequeña que sea una habitación siempre hay sitio para fotografías, ya sean nuestras, de paisajes o, por qué no, de comida. Cocinar o comer rodeados/as de imágenes que nos evoquen buenas sensaciones es siempre una buena idea. Podemos escoger marcos clásicos o optar por lienzos personalizados. En esa misma línea, podemos incluir las fotos en un calendario personalizado para matar dos pájaros de un tiro. Por otra parte, colocar una imagen de un paisaje o del mar dará aspecto de profundidad y así la cocina parecerá más grande.

2. Opta por puertas correderas

Si ya hay poco espacio, mejor no reducirlo aún más. Las puertas correderas son una opción original para evitar perder sitio cada vez que abrimos las alacenas.

3. Cuida la iluminación natural y artificial

Si tenemos una buena ventana por la que entre la luz natural ya tendremos mucho ganado, ya que una cocina luminosa da la sensación de ser más grande. Si no es el caso, debemos cuidar al máximo la iluminación artificial colocando puntos de luz bajo los muebles altos además de los clásicos focos en el techo.

4. Pinta las paredes con colores claros

Cuanto más oscuro sea el color de tus paredes más sensación de claustrofobia generará. Si optamos por colores claros y alegres el espacio parecerá más diáfano, sobre todo si está bien iluminado. En este sentido, el blanco es una apuesta más que segura.

5. Explora nuevas formas de almacenamiento

Podemos colocar estantes o diferentes barras y ganchos por las paredes o incluso el techo para colgar los utensilios de cocina. En lugar de colocar un nuevo mueble que quite espacio, esta opción permite aprovechar el espacio almacenando de forma vertical los cubiertos, las tazas o los trapos de cocina.

6. Utiliza mesas extensibles y sillas portátiles

Que la cocina sea también el comedor es una opción ideal que se complica cuando las dimensiones de esta estancia son reducidas. Una gran mesa rodeada de varias sillas robarán un espacio muy preciado y molestarán a la hora de cocinar o de utilizar la cocina en otros momentos del día. Para evitar este inconveniente podemos comprar una mesa extensible y sillas plegables, que podemos guardar en otro lugar al acabar de comer. Ahora que las casas son cada vez más pequeñas, este tipo de muebles transformables están cada vez más de moda.

7. Prioriza las líneas rectas

Ya hemos dicho que cuanto más clara e iluminada sea la cocina, más grande parecerá. Lo mismo ocurre con las líneas rectas. Los muebles rectos y con líneas sencillas darán un aspecto limpio y ordenado, provocando así un efecto visual positivo.

8. Coloca un espejo

Por motivos obvios, un espejo dará una sensación de amplitud y la cocina parecerá más grande. Sin embargo, se trata de un truco arriesgado ya que tiene el inconveniente de que el cristal se ensuciará con frecuencia con el aceite o los humos de la cocina.

9. Anímate con las transparencias

Alacenas con puertas de cristal o incluso mesas y sillas transparentes son algunas de las posibilidades que hoy en día ofrecen las personas especialistas en diseño. Se trata de opciones modernas pero fáciles de encontrar, que visualmente ocupan menos espacio que muebles de madera o metal.

10. Cuida el orden al máximo

Todo lo anterior no valdrá de nada si no somos especialmente ordenados y ordenadas. Si el orden y la limpieza ya son siempre importantes en una cocina, cuando esta es pequeña lo son todavía más. Para hacer la tarea más fácil podemos servirnos de cestos, cajas o frascos de cristal en los que almacenar todo tipo de instrumentos y alimentos que no deben quedarse sueltos y desperdigados por la encimera.

También te puede interesar