Escrito por

Almacenamiento en bolsas al vacío

¿Tienes poco espacio para guardar las cosas que no usas a menudo en casa? Pues entonces te pasa como a mí, así que vamos a darte una solución barata y francamente buena para que toda la ropa de cama, cojines de terreza y otros textiles que no usas, pasen a ocupar la sexta parte.

La realidad: falta de espacio

Cuando amueblas una casa, una de las tareas a las que se dedica más tiempo es a pensar en dónde te va a caber todo lo que ya tienes (o lo que planeas comprar). A nosotros este problema nos llegó en verano, que decidimos poner en la terraza un sofá de IKEA con cojines que en invierno no pueden vivir a la intemperie porque se mojan y se estropean.

A esto hay que sumarle el estado previo de nuestro gran almacén, también conocido como canapé de la cama de matrimonio. Atentos a foto, no me juzguéis por favor.

guardar-textil-poco-espacio

De la Teletienda a Dealz: bolsas al vacío

El problema, como os decíamos en el párrafo anterior, no se limitaba a lo que ya teníamos, sino que aumentaba radicalmente por haber comprado 7 cojines para el sofá de la terraza. No teníamos ningún lugar en el que poder guardar todo este volumen.

Ahora me toca hablar de los trapos sucios. Siempre he tardado mucho en dormirme por las noches (por alguna razón en las siestas no sucede nunca así) por lo que he sido carne de cañón desde la adolescencia de la temible y terrible Teletienda. Podría meterme a un estudio psicológico de este programa, pero baste decir que a la cuarta vez que ves un anuncio, empiezas a querer comprarlo.

Las bolsas al vacío fueron un gran hit de Teletienda durante los años 90 y no vi el anuncio cuatro veces, lo vi muchísimas más. Nunca encontré dónde comprar las bolsas hasta hace unas semanas en Dealz (una tienda que está empezando en España con el lema de todo a 1,50 €). Así que compré una buena tanda de bolsas para ver qué se podía hacer.

Ingredientes para ahorrar espacio: bolsas y aspiradora

En otros posts os hemos presentado las diferentes aspiradoras de dyson, de las que somos bastante fans como sospecharéis, así que con nuestra dyson ball tenemos ya el otro ingrediente.

En la siguiente foto veréis lo que había que almacenar extra: los cojines de la terraza. Es importante que observéis el tamaño previo para luego ver el posterior.

reducir-espacio-guardar

El proceso es muy sencillo, sólo hay que meter en la bolsa (como las de los congelados pero de un tamaño descomunal) pasar el zip (el cierre) y desenroscar el tapón que veis en la imagen superior.

Una vez desenroscado, conectamos el tubo de la aspiradora a la boquilla y veréis que va disminuyendo el volumen drásticamente. Nos dieron varios ataques de risa.

La imagen del después en la que podéis ver todas las bolsas (todos los cojines de la terraza que son de 63×63 y toda la ropa de cama de la primera de las imágenes).

almacenamiento-bolsas-vacio

Ordenar el canapé

Pues ahora ya sólo queda ver el resultado final. Recordad que en este canapé hemos metido todo lo que había en la primera imagen, y todos los cojines de la terraza.

ocupar-menos-espacio

Conclusiones del almacenamiento al vacío

Para este cambio en nuestra casa nos hemos gastado 7 bolsas al vacío, que nos han costado 1,50 €/ufd: en total = 10,50 € (IVA incluido).

Ventajas

  1. Ahorro de espacio. El espacio que ocupa el aire en los textiles, en especial en espumas, supone más del 50% del volumen.
  2. Orden visual. Cuando estamos colocando bolsas compactas, tenemos mucha meuro sensación de orden y comodidad para encontrarlo.

Desventajas

  1. Una de las bolsas, de tanta presión a la que la sometimos con los cojines, se volvió a inflar y tuvimos que quitarle el aire de nuevo.
  2. Arrugas. No te recomendamos que metas telas de tipo raso o similar si después no vas a plancharlo.
  3. No puedes disponer de estos elementos a diario. Es una obviedad, pero es una desventaja. Una vez al vacío, si quieres sacar algo de la bolsa, tendrás descomprimirlo y volver a comprimirlo todo.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías