EspacioHogar.com

Así tienes que limpiar tu Campana de Cocina para que quede impecable

Te has preguntado alguna vez por qué, a pesar de tus esfuerzos, tu campana de cocina no parece brillar como cuando la instalaste? No estás solo en esta lucha. La clave para una cocina reluciente a menudo reside en un elemento que muchos pasan por alto: la campana extractora. Aprender cómo limpiar la campana de la cocina de manera eficaz puede hacer una diferencia notable en el mantenimiento general de tu espacio culinario. Veamos algunos métodos probados que mantendrán tu campana en condiciones óptimas.

Entendiendo la Importancia de una Limpieza Regular

Antes de sumergirnos en los secretos de limpieza, es crucial entender por qué es importante mantener este aparato en su mejor estado. Una campana sucia no solo es antiestética, sino que también puede ser un riesgo para la salud y la seguridad. La acumulación de grasa y suciedad puede obstruir los filtros y reducir la eficiencia del aparato, aumentando el riesgo de incendios y contaminando el aire que respiras.

Empezando con el Exterior: La Primera Impresión

El exterior de tu campana es lo primero que se ve, por lo tanto, debes asegurarte de que siempre luzca bien. Para ello, utiliza un paño suave humedecido en una solución de agua tibia y jabón suave. Si tu campana es de acero inoxidable, opta por productos específicos para este material o utiliza vinagre blanco para mantener el brillo sin dañarlo. Recuerda secar bien para evitar marcas de agua.

Profundizando en el Interior: Donde Se Oculta la Grasa

Dentro de la campana, los filtros son la primera línea de defensa contra la grasa y el humo. Dependiendo del tipo de filtro (metálico o de carbón), la limpieza variará. Los filtros metálicos pueden ser lavados en agua caliente con un buen desengrasante, incluso pueden introducirse en el lavavajillas. Para los de carbón, sin embargo, la sustitución periódica es esencial, ya que no se pueden limpiar.

Atención al Motor y Ventilador: El Corazón de la Campana

El motor y el ventilador rara vez necesitan una limpieza profunda, pero una revisión ocasional no está de más. Asegúrate de desconectar la campana de la fuente de alimentación antes de proceder a limpiar estas partes. Usa un paño ligeramente humedecido para remover el polvo o la grasa y evita el uso de líquidos en exceso que puedan dañar los componentes eléctricos.

Preguntas Frecuentes: Resolviendo Tus Dudas

Es normal tener preguntas cuando se trata de cómo limpiar la campana de la cocina eficientemente. Aquí respondemos algunas de las más comunes:

  • ¿Con qué frecuencia debo limpiar la campana de mi cocina? Idealmente, el exterior debe limpiarse una vez a la semana y los filtros una vez al mes.
  • ¿Qué hago si la grasa es demasiado difícil de remover? Para la grasa acumulada, aplica una mezcla de bicarbonato y agua formando una pasta, déjala actuar unos minutos antes de fregar suavemente y enjuagar.
  • ¿Puedo prevenir la acumulación de grasa? Además de la limpieza regular, cocinar a temperaturas más bajas y utilizar las tapas de las ollas puede ayudar a reducir la dispersión de grasa.

Al dominar el arte de cómo limpiar la campana de la cocina, no solo mantendrás tu espacio limpio y seguro, sino que también podrás disfrutar del aspecto impecable de una cocina bien cuidada. Recuerda estos consejos y haz de la limpieza de tu campana una tarea menos ardua y más gratificante.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar