Cafeteras superautómaticas: Lo que debes saber

Si eres un apasionado del café espera y verás lo que vas a disfrutar con una cafetera superautomática. Este pequeño electrodoméstico te permitirá obtener un café de máxima calidad de forma rápida y sencilla, con todos los aromas y sin generar los típicos residuos de las cápsulas de café.

¿Qué es una cafetera superautomática?

A diferencia de otro tipo de cafeteras, las superautomáticas cuentan con un molinillo integrado que te permite moler tu propio café, lo que se traduce en una mayor cantidad de matices, de aromas y un café lejos de los aditivos y las mezclas comerciales.

Lo único que tienes que hacer en una cafetera de este tipo es darle al botón y ella sola se encargará de moler el grano, calcular la cantidad de café y generar la pastilla de café molido, hacer el espresso y, una vez finalizado, depositará el residuo en el depósito.

De esta forma podemos entender mucho mejor todo lo que quiere decir la palabra “superautomática”, solo tienes que activarla para disfrutar de un auténtico café recién molido mientras tú haces el resto de tareas de tu día a día.

Pero ¿es lo mismo una cafetera automática que una superautomática? Sin duda, no. Es importante que tengas esto bien presente para que no te den gato por liebre.

Consejos para elegir una cafetera superautomática

El mundo de las cafeteras super automáticas de Incapto es súper amplio, así que para hacer este artículo hemos contado con los consejos de una profesional del sector como Beatriz Mesas López, Co-founder & CPO en Incapto Coffee, Catadora café, Q grader Arabica y educada en: CQI coffee quality institute.

Nivel de bares

La primera recomendación es que, escojas la cafetera que escojas, siempre ha de contar con un mínimo de 15 bares de presión. ¿Por qué es tan importante? Una de las cosas que tienes que saber del café es que el nivel de presión con el que se extrae tiene un efecto directo sobre el aroma y el sabor, por lo que es necesario que tengas muy en cuenta esta recomendación.

El tipo del molinillo

Opta por molinillos de café de cerámica o por cuchillas de acero templado. Ambos son artículos muy duraderos, lo que supone que a pesar de que sea un coste inicial más alto, te va a compensar económicamente.

Si nos centramos en el de cerámica, otra ventaja es que no se recalienta con el uso y, por tanto, no va a afectar en la temperatura del grano de café. Y, si pensamos en el de acero templado, podrás escoger entre un café molido grueso o muy fino.

Los ajustes del dosificador

Escoge una cafetera que tenga un dosificador entre 6 y 16 gramos, así podrás escoger la cantidad de café por taza. Además, dependiendo del tipo de café que quieras prepararte necesitarás mayor o menor cantidad de granos de café.

Sistema Thermoblock

Puedes encontrar cafeteras con sistemas thermoblock o con caldera, ambas están estupendas. Si puedes gastarte un poco más de dinero se recomiendan las thermobkock porque calienta el agua en solo unos segundos y disfrutarás de un café a temperatura ideal.

Capacidad de depósito de agua

Sin duda, esto depende de cuántas personas o cuántos cafés consumas día a día. En general, se recomienda un depósito con una capacidad media de 1,7 litros.

Número de boquillas

Pasa lo mismo que con el caso anterior, todo depende de cuántas personas tomen habitualmente café en casa. Si escoges una cafetera de 2 boquillas podrás servir 2 tazas de café a la vez.

Espumador de leche

Adoro el café con espuma y, si a ti también, comprueba que tu cafetera cuenta con un espumador antes de comprarla o si produce espuma de leche en el interior de la cafetera.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar