Escrito por

Cómo cambiar una bañera por un plato de ducha

Parece que una de las tendencias decorativas actuales para el baño es la de colocar un plato de ducha ya que estos son modernos y nos permiten ahorrar algo de espacio en el lavabo de modo que vamos a explicaros a continuación, cómo cambiar una bañera por un plato de ducha.

Los platos de ducha

Si estás pensando en cambiar tu bañera antigua por un plato de ducha, seguro que una vez lo hayas decidido y lo hayas cambiado no te arrepentirás de tu decisión dado que estos son tendencia actualmente.

¿Qué es un plato de ducha?

Un plato de ducha no es más que una base sobre la que podemos ducharnos. De este modo no tendremos que meternos dentro de la bañera y al tener formas o cuadriculadas o rectangulares, no ocupan tanto espacio.

Un plato de ducha es realmente funcional, y además suele ir acompañado de una mampara, de cristal u otros materiales, y no de una cortina como suele ocurrir con las bañeras, evitando así que el agua salpique fuera (aunque parece que en los ultimos tiempos las bañeras también han comenzado a tener mamparas).

Para instalara un plato de ducha tendremos que acudir a una tienda o firma especializada, como por ejemplo Leroy Merlin, y comprar allí nuestro plato de ducha y correspondiente mampara. Puede venir alguien especialista a hacer la obra a casa, pero la verdad es que si ya has hecho obras antes en casa, puedes hacerlo tú mismo sin problema.

Por ello os vamos a explicar a continuación, como puedes conseguir que tu baño cambie radicalmente si sacamos la bañera y la sustituímos por un plato de ducha.

Cómo cambiar una bañera por un plato de ducha

Lo primero que vas a necesitar para cambiar tu bañera por un plato de ducha, será medir bien el espacio ya que la mayoría de platos de ducha suelen ser de un tamaño que se adapta a cualquier baño, aunque puede que nos llevemos una sorpresa y compremos uno o que es demasiado pequeño o demasiado grande.

Además vas a necesitar una serie de materiales y no solo el elemento o elementos principales que serían el plato y la mampara.

Materiales para cambiar la bañera por un plato de ducha:

  • Plato de ducha
  • Válvula de desagüe (que tendrá que ser compacta para platos encastrados y con sifón para los platos más altos)
  • Grifería nueva (la columna de ducha o el combinado de grifo arriba y abajo)
  • Tubería de pvc
  • Limpiador de pvc
  • Adhesivo para pvc
  • Silicona fungicida (que resiste al moho y a la humedad).
  • Mortero de cemento
  • Mortero para juntas
  • Yeso
  • Azulejos o gresite
  • Mampara o biombo de ducha

Herramientas que necesitas:

  • Destornillador
  • Taladro eléctrico
  • Flexómetro
  • Lápiz
  • Llave cortatubos de pvc
  • Sierra de arco con hoja para metal
  • Maza y cortafríos
  • Maza de goma
  • Nivel de burbuja
  • Pistola de silicona
  • Gaveta, paleta y llana
  • Llana o espátula dentada
  • Llana de goma

Veamos ahora todos los pasos necesarios para poder colocar tu plato de ducha:

Paso 1

Comenzamos quitando la grifería, pero antes tenemos que preparar el suelo donde vamos a acumular muchos escombros, y además tendremos que proteger el suelo.

Coge cartón en rollo, y evitarás deteriorar las baldosas del baño. Del mismo modo, debes proteger todo lo que esté alrededor, como sanitarios o muebles.

Cierra además la llave de paso del agua, para evitar sorpresas y ya puedes comenzar a retirar la grifería.

Para ello, desenrosca la grifería antigua, así como los mecanismo que sujetan la barra de la ducha con la ayuda de un destornillador y una llave de pico de loro.

Además tendrás que desatornillar la fijación de la válvula de desagüe de la bañera, para ello, utiliza el destornillador.

Paso 2

Vamos a quitar la bañera y para ello, tienes que retirarlos azulejos, picando con la maceta y el cortafrío sobre una o dos filas de azulejos por encima de la bañera (no hace falta que llegues a la fila de la grifería).

Quita además los azulejos de los laterales (si los tiene) así como aquellos que cubren el frente.

Con la ayuda de una maza y el cortafríos, podremos cortar el murete (de rasilla) y que es lo que soporta el frente de azulejos, de modo que una vez sacado podrás retirar la bañera.

Paso 3

Ahora ya podrás sacar la bañera, es mejor si te ayuda alguien y sobre todo, debes ir con cuidado no golpees la pared o algún muebel.

Acabamos de recoger todos los escombros y limpiaremos todo lo que salga por debajo de la bañera, verás que hay una especie de arenilla, que se conoce como arena de río y que suele colocarse previo a la bañera. La superfície debe quedarte completamente limpia.

Paso 4

Antes de proceder a colocar nuestro plato de ducha, tienes que limpiar bien el desagüe de modo que puedas hacer luego las conexiones con la válvula del plato de ducha.

Debes taparlo con papel o trapo, mientras terminas de limpiar los escombros y haces la solera (la base para colocar el plato).

Tienes que mezclar arena y cemento gris en la gaveta o compra mortero en seco preparado para mezclar solo con agua.

Tendrás que asegurarte que tienes una buena nivelación en la superfície donde va a ir nuestro plato de ducha, pero además deberás recordar que el hueco para la válvula del desagüe, tendrá que tener el espacio necesario para hacer luego todas las conexiones de agua.

Paso 5

Mide bien el espacio donde va a ir la válvula del desagüe del plato de ducha. Recuerda que el lugar no será el mismo dado que los platos cuentan con distintos puntos para evacuar el agua en función de cada modelo o tamaño.

Paso 6

Llegamos al paso en el que tenemos que hacer las conexiones de los tubos de evacuación que deben ser de pvc flexible y de unos 40 mm de diámetro. Tenemos que medir la pieza necesaria y cortarla con una  llave cortatubos o con la ayuda de una sierra de arco con hoja para metal.

Limpiamos bien con el limpiador de pvc y encolamos con pegamento específico todas las uniones., empalmando además con manguitos o codos.

Paso 7

Llegamos al paso en el que tenemos que colocar el plato, pero antes fíjate si la anterior conexión del desagüe, se hizo a un  bote sifónico general en el cuarto de baño, que recoge todas las aguas (excepto las del WC). Si es así, no vas a necesitar poner una válvula sifónica con el fin evitar malos olores.

Si en cambio el tubo de evacuación va directamente a la bajante general de la casa entonces sí que necesitas poner una válvula sifónica.

Una vez tenemos la superficie preparada y nivelada, colocaremos el plato de ducha. Primero marcamos con un lápiz el perímetro que queda a la vista.

Es mejor que dejemos unos milímetros de junta de dilatación entre el plato y la pared; una vez hecho esto se debe cubrir con silicona para evitar filtraciones de agua.

Tienes que marcar además la posición en la que se queda el orificio para poder colocar la válvula. De esta manera puedes situar la válvula en su lugar después de haber hecho los empalmes en los tubos de pvc, si es el caso.

Retira el plato de ducha y tienes que colocar en cuatro puntos piezas de ladrillo tosco macizo de 10 cm. Fijamos ahora con pasta de mortero y nivela para que queden todas estén enrasadas.

Completamos todos los lados del mismo modo para conseguir hacer un buen soporte para el plato de ducha y para que sea una buena base para los azulejos de revestimiento.

Paso 8

Para fijar, tenemos que poner las filas de ladrillo con la ayuda de pasta de mortero, cemento cola o de yeso.

Ponemos el plato de ducha encajado en su lugar, y para que te quede bien, tienes que comprobar con el nivel y ajusta dando unos pequeños golpes con la ayuda de una maza de goma.

Paso 9

Coloca ahora la válvula. Primero hemos de colocar la junta de estanqueidad y después, la pieza de apriete de la válvula.

Ahora podemos comenzar a colocar los azulejos combinando con gresite de modo que puedas tapar bien los huecos de las paredes que antes no se veían porque estaba la bañera.

Paso 10

Limpia bien con un trapo todo el perímetro, seque bien las juntas extendiendo una tira de silicona con la pistola a lo largo de todas las uniones entre el plato y las paredes.

Para sellar las juntas, tienes que pasar un dedo mojado a lo largo de la tira de silicona. Retiramos el sobrante.

Paso 11

Colocamos ahora todos los elementos de la ducha así como la válvula. Para conectarla tienes que poner el anillo de cierre roscado y la junta de asiento en el tubo de pvc de evacuación, enroscando bien ambas piezas y enroscando luego el anillo a la rosca de la salida de la válvula.

Recuerda además que  tienes que la zona libre que te ha quedado, ya que un plato de ducha ocupa menos que una bañera, tendrás que revestirla también con baldosas para igualar con el resto del suelo.

Artículos de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías