Escrito por

Colgadores de IKEA

Todos los elementos que haya una casa, tanto de decoración como de función, son piezas clave en el tipo de diseño y estilo que se quiere conseguir en cada una de las estancias. Por ello, vamos a dedicar un artículo completo a los colgadores de IKEA, para que podáis ver cuáles son los diferentes estilos que tenéis disponibles y cuáles serían vuestras mejores opciones en cada caso.

Una de las principales características de los colgadores de IKEA es que veréis que, además de ser funcionales, también se puede utilizar indistintamente en diferentes zonas del hogar. Por ello, la clasificación que vamos a ofreceros no es en función de dónde podéis usarlo si no otras características (color, ganchos, adhesivos, puertas…) que os permitirán encontrar el colgador perfecto.

Colgadores IKEA de colores

Los colgadores de colores que podéis encontrar en IKEA son del tipo adhesivo, lo que implica que viene con una pegatina en la zona trasera para que pueda adherirse fácilmente a la pared, fijándolo a la superficie. Es importante tener en cuenta que el adhesivo no se puede fijar a todas las superficies, tal y como os explicaremos más adelante, ya que puede dañar la pared.

En cuanto a los modelos de colgadores de colores que podéis encontrar en IKEA vamos a destacar el modelo Losjön y Stugvik (las fotografías están en este orden). En el primer modelo podéis fijarlos con autoadhesivo o con tornillos, pudiendo sostener un peso máximo de 1 kilo o de medio kilo si se trata del colgador pequeño, mientras que el segundo se fija con ventosa y puede sostener hasta 2 kilos.

Los colores de los modelos son bastante similares en cuanto a la tonalidad, colores mate clásicos: amarillo, verde, rosa, naranja, rojo, azul. Eso sí, en los dos modelos no encontraréis los mismos colores.

Colgadores IKEA autoadhesivo y ventosa

Los colgadores autoadhesivos de IKEA son los más sencillos de poner, pero es fundamental tener en cuenta que una vez que quedan fijados a la pared pueden dejar manchas de adhesivo cuando se retire. Dentro de esta modalidad podéis encontrar multitud de modelos diferentes, tanto por los materiales utilizados como el diseño: Stugvik (modelo con ventosa), Immeln (ventosa), Losjön (autoadhesivo).

Por supuesto, tal y como estaréis pensando, es importante tener en cuenta que hay un peso máximo para este tipo de colgadores adhesivos y que no se pega bien en todas las superficies. Lo mejor es que comprobéis cada uno de ellos de forma concreta, para no llevaros sustos.

Por ejemplo, en el caso del modelo Skoghall recomiendan no fijarlo sobre papel de pared ni superficies plásticas, ya que podría dañar el material de la pared. El peso máximo que pueden soportar los ganchos de este modelo es de 1,5 kg y está elaborado con cinc cromado, lo que implica que puedes limpiarlo con un paño húmedo.

Perchero de tipo gancho

Este perchero es uno de los más representativos de Ikea, podéis ver diferentes diseños dentro de la misma colección Svartjsön. Están inspirados en la artesanía sueca tradicional y son perfectos para aquellos lugares donde queráis aportar un elemento de decoración rústica.

Estos ganchos están fabricados en acero y los podéis encontrar con diferentes tamaños: fondo de 4 cm por una altura de 8 cm, fondo de 6 cm por una altura de 18 cm. Ambos pueden soportar un peso de hasta 4 kilos.

La limpieza de este tipo de colgador es muy sencilla, con un paño húmedo estará listo.

Colgadores individuales

Tenéis colgadores individuales que os pueden resultar tremendamente útiles para vuestro hogar, independientemente de que sea un espacio grande o pequeño. En la sección anterior habéis podido ver los modelos individuales de Svartjsön, pero también podéis encontrar otras colección y diseños que os pueden resultar interesantes, como el modelo superior que pertenece a la colección Balungen.

Balungen, en concreto, está diseñado para el baño y cuenta con detalles sencillos pero distintivos a lo largo de su gancho. A su vez, también es a valorar el uso de tornillos pero que estos no resulten visibles. El peso máximo que puede sostener es de 4 kg y tiene unas dimensiones de 88 de fondo por 79 de alto.

Colgadores modernos

Para aquellos que os guste destacar con una decoración que sea moderna y original, podéis elegir este tipo de colgador que cuenta con una etiqueta debajo de cada uno de los ganchos. Este perchero de madera de pino cuenta con cinco ganchos y cada uno tiene un plástico protector que permite proteger tanto el gancho como la ropa.

Tenéis que tener en cuenta el tipo de pared donde vais a colocar el colgador, pues algunas paredes necesitarán herrajes extras que no están incluidos en el paquete. Las medidas del colgador son de 60 cm x 7 cm con una altura de 18 cm.

Colgadores clásico

Un modelo clásico para aquellos que tengáis una decoración que sea de estilo rústica es este modelo Pinning, de acero y revestimiento en poliéster de polvo. Las medidas del colgador son de 79 x 17 x 16 cm y cuenta con tres ganchos en cada uno.

Colgador con varios ganchos

Para aquellos que deseéis contar con un colgador que sea sencillo, funcional y que os dure bastante tiempo, podéis apostar por este modelo que cuenta con cinco ganchos realizados en acero inoxidable y que además están fijados sobre una madera maciza que deberemos colgar en la pared a través de clavos o tornillos.

Este modelo es de Tjusig y tiene unas medidas de 60 x 4 x 8 cm. Un dato importante es que también podéis colocarlo sobre la puerta.

Colgador para puerta

Por último, podéis haceros con este colgador en acero inoxidable, con el dorso recubierto para proteger la puerta de posibles marcas, y que viendo su diseño hay que decir que permite que lo coloquemos en una puerta aprovechando a esta al máximo.

El acero inoxidable es un material muy resistente y fácil de limpiar, por lo que se convierte en una opción de lo más interesante. Las medidas de este colgador de Brogrund son de 29 cm de ancho por 14 cm de alto.

Otros artículos que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías