Cómo convertir una habitación en gimnasio en 10 pasos

EspacioHogar.com

En el confinamiento al que hemos estado sometidos debido a la pandemia por la Covid-19 hemos aprendido muchas cosas. Entre ellas que podemos quedarnos en casa sin salir y sobrevivir a la experiencia, o que podemos transformar nuestra casa en nuestro particular universo donde no tengamos que renunciar a las actividades que deseamos hacer pese a que estemos encerrados. Mucha gente ha descubierto las bondades de hacer deporte y lo ha hecho cuando menos recursos tenía para practicarlo. También nos dimos cuenta de lo importante que es tener nuestro hogar bien equipado y con todas las comodidades para pasar en él el máximo tiempo posible. Hoy queremos enseñarte Cómo convertir una habitación en gimnasio en 10 pasos, para que la experiencia sea de sobresaliente.

Cómo convertir una habitación en gimnasio en 10 pasos

Vacía la habitación

Cierto, para preparar tu gimnasio necesitas tener espacio disponible. Pero si tienes la suerte de tener un cuarto de más que apenas utilizas. O amáis tanto el deporte que estáis dispuestos a sacrificar un cuarto para destinarlo a vuestra pasión deportiva, en cualquier caso hay que prepararlo. Para ello, comienza vaciando por completo ese espacio. Salvo que quieras tener un gimnasio-trastero, cosa que no es recomendable en absoluto, evita el apego y procura sacar todo fuera. No te convencerás de que estás en un gimnasio si tienes todo el cuarto lleno de trastos de casa.

Gimnasio en casa

Imagen de Instagram de lumon_spain

Tener el cuarto vacío es importante para saber exactamente el espacio que tienes y pensar en la distribución de tu lugar para hacer gimnasia. El orden es una prioridad, por lo que no es válido tener todo revuelto o aprovechar el espacio como dos en uno para almacenar todo aquello que no sabes dónde meter. Recuerda que para tener una vida sana, no solamente hay que trabajar el cuerpo, sino también la mente. Y apegarse a cosas que nunca utilizamos es una actitud enfermiza.

Pintar las paredes

Es el segundo paso para conseguir tu gimnasio en casa. Pinta las paredes para limpiar el espacio y que adquiera un aire nuevo. Te sentirás bien en un lugar renovado. Piensa en qué colores te hacen sentir relax, motivación, etc. No pienses en los demás, piensa en ti, porque serás tú quien se meterá a sudar la camiseta en este lugar. Las emociones son esenciales a la hora de hacer deporte, así que elige colores motivadores.

Joven haciendo ejercicio en casa

Imagen de Instagram de rejerfit

Son recomendados los colores grises, verdes, violetas y, en su defecto, el blanco. Aunque nosotros no elegiríamos el blanco, porque es un color muy sucio que enseguida desluce. Mejor apuesta por los colores.

¿Qué hacemos con el suelo?

El suelo también es importante en la estética de un espacio. Pero es que no estamos hablando de un lugar cualquiera, sino de uno en el cual vas a realizar actividades de distinta índole y tienes que hacerlas sin riesgo. No valen los resbalones, o tener un suelo que se levanta y te haga tropezar o dificulte el movimiento. Por eso, si el suelo por ejemplo resbala, necesitas solucionar este problema.

Gimnasio en casa

¿No tienes presupuesto suficiente para realizar obras? ¡Calma! Hay soluciones alternativas mucho más sencillas, como el colocar alfombrillas antideslizantes. Con este accesorio ya podrás moverte sin miedo a resbalones. Además, estas alfombrillas son fundamentales si vas a colocar máquinas, para evitar que estas dañen el suelo.

El diseño, fundamental

De acuerdo, ya hemos vaciado la habitación, limpiado, pintado y arreglado el suelo, se una u otra forma. Pero todavía nos queda trabajo por delante. Ahora toca otra parte prioritaria en nuestro proceso de convertir una habitación en un gimnasio y es diseñar el espacio. No se pueden sacar metros de donde no los hay, pero sí aprovechar al milímetro aquello que tenemos para adaptar nuestro diseño y conseguir que el resultado sea exitoso.

Gimnasio en casa

Hay que tener las ideas muy claras aquí. Probablemente ya llevabas una idea, pero ahora con el espacio vacío, ¿sigue encajando bien tu planteamiento en este cuarto? Debes evitar el agobio visual así que nada de introducir máquinas y más máquinas y que no te quede espacio ni para menearte, porque entonces nuestro proyecto habrá fracasado.

Si necesitas coger papel y lápiz y dibujar uno o varios croquis, hazlo. Tómate tu tiempo. Piensa que, aparte de la maquinaria, necesitarás al menos un mueble donde guardar accesorios. Puedes poner un banco con capacidad de almacenaje para ahorrar espacio.

Si además te gusta practicar yoga o meditación, también necesitarás espacio para colocar una colchoneta y dar rienda suelta a tu momento de relax.

¡A por las máquinas!

Quizás si tu bolsillo está en crisis, como el de la mayoría de nosotros, eso de comprar máquinas de gimnasio te resulte demasiado ambicioso. Bueno, no desesperes y mira sin prisas, buscando ofertas. Recuerda que en Internet se encuentra de todo y que de segunda mano puedes conseguir importantes rebajas.

Gimnasio en casa

Imagen de Instagram de abella.decoracion_

Si quieres un gimnasio en toda regla, hazte con una bicicleta estática, una cinta andadora y una máquina de remos. Si no te caben las tres o tienes otras preferencias, entonces quédate con la que más te guste.

Colocando la maquinaria

Gimnasio en casa

Imagen de Instagram de the_mnogr

El objetivo de habilitar un gimnasio en casa es que nos motivemos a hacer deporte. Así que coloca las máquinas a la vista y listas para utilizarlas. Te decimos esto porque es cierto que existen máquinas que son plegables y que podrías guardar en cualquier rincón y cuando quieras sacarlas y ponerte en el salón con ellas. Pero entonces, ¿para qué nos estamos tomando la molestia de convertir una habitación en un gimnasio?

Otro factor clave, la temperatura

Gimnasio en el ático

Imagen de Instagram de castellanosarquitectos_

Debimos decirte esto al principio, pero más vale tarde que nunca. ¿Tu gimnasio tiene buena ventilación? Porque empieces el entrenamiento necesitas contar con una buena temperatura que no te haga desfallecer. Añadir un buen sistema de calefacción será la mejor inversión que podrás hacer si es que no la tienes ya.

La iluminación

Gimnasio en el salón

Imagen de Instagram de kingbox_espana

Cualquier hora es buena para hacer deporte. Pero hacer ejercicio con una buena iluminación es más motivador. Así que si eres ave nocturna, o tu tiempo para el deporte tendrá que ser por la tarde noche. E incluso independientemente de esto, te vendrá bien disponer de una buena iluminación que te estimule en tu empeño.

Haz de tu gimnasio un espacio entretenido

Mujer levantando pesas

Imagen de Instagram de the_mnogr_

Si practicarás deporte en soledad, necesitarás entretenimiento para que no se te haga aburrido. Coloca sistemas de música o una tele para ver tus programas o series preferidas mientras te ejercitas.

¡A decorar!

Gimnasio en casa

Imagen de Instagram de lean.lino_

Lo esencial ya lo tenemos. Pero todavía nos falta dotar de personalidad a nuestro gimnasio en casa. Para ello, escoge elementos decorativos que te gusten y te entusiasmen. Por ejemplo, cuadros, fotos y frases motivadoras. Eso sí, sin caer en excesos. Es preferible la decoración minimalista.

¿Buscando un color para tus paredes? El color arena está de moda:

Galería de imágenes Cómo convertir una habitación en gimnasio en 10 pasos

EspacioHogar.com
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar