Cómo decorar tu segunda residencia: ciudad, playa o montaña

¿Sabías que tras el confinamiento ha habido una tendencia a vivir en la segunda residencia o pasar más tiempo en ella? En este artículo te vamos a contar las claves para decorar tu segunda residencia en función de dónde esté ubicada, para que puedas conseguir un espacio relajante y acogedor.

Decoracion segunda residencia

Hace unos meses publicaban un estudio en el que se hablaba de cómo las segundas residencias se habían convertido en el bálsamo para multitud de personas después del confinamiento. Bien es cierto que a algunos les pilló el confinamiento en estas viviendas, otros que decidieron pasar más tiempo en ellas después de semanas sin poder salir de casa y que, como mostró el estudio, se convirtieron en la primera opción para desconectar durante las vacaciones de verano. Por ello, nos parece fundamental centrarnos hoy en la decoración de estas casas que no siempre reciben la misma atención que las primeras.

Cómo decorar tu segunda residencia en ciudad

Pongamos como ejemplo una de las ciudades más cosmopolitas que tenemos en España y que cuenta con una amplísima oferta turística, desde largas playas que se extienden sobre el Mediterráneo como las vistas desde el Monasterio de Montserrat, la arquitectura tan variada que va desde Gaudí al barrio Gótico, o su riquísima gastronomía. Barcelona es una de las ciudades que se puede convertir en segunda residencia si estás buscando obra nueva en Barcelona, pues aquellos que son más urbanitas podrán disfrutar de todos los encantos de la ciudad como de la oferta turística que tiene la provincia.

Por ejemplo, si nos centramos en la decoración de pisos nuevos en Barcelona, uno de los estilos más demandados para segundas residencias en urbes es el minimalista. Una segunda residencia donde menos es más, donde no se requiere tener tantas cosas y mucho menos aglutinadas, si no que se disfruta de los espacios libres y amplios. Donde la comodidad y el descanso a nivel visual prima por encima de todas las cosas.

Cómo decorar tu segunda residencia en la playa

Es una realidad que la decoración junto a la línea de playa suele variar mucho en función de la zona donde se encuentra, pues no es lo mismo el sureste que el noroeste de España por la cantidad de luz solar que recibe a lo largo del año y las temperaturas.

Si hablamos de una casa con un gran número de horas de exposición solar y que alcanza altas temperaturas una de las opciones que tenéis disponibles es la decoración marítima donde el color blanco y el azul en todas sus tonalidades son una combinación maravillosa. Al igual que podéis incluir materiales de fibras naturales como el ratán, que combinan muy bien por su ligereza.

Si nos centramos en el norte lo ideal es optar por viviendas con grandes ventanales, pero con un buen aislamiento, que favorezca la entrada de la luz solar tanto en invierno como en verano y que pueda calentar de forma natural la casa. La decoración podría ser del mismo estilo pero, debido a que son zonas más frías, se suele optar por elementos que generen mayor sensación de calidez como son los colores tierra y los elementos en madera.

Cómo decorar tu segunda residencia en la montaña

Cuando hablamos de montaña hacemos referencia a la típica casita de campo que uno tiene para poder irse los fines de semana, desconectar de todo y respirar aire puro. Si nos vamos a los tópicos, los estilos decorativos de estas casas suelen ser una combinación de elementos naturales, como paredes en piedra vista, mobiliario de madera, una chimenea, alfombras -a poder ser, os recomendaría que siempre escojáis lavables (existen)- y grandes ventanales que permitan la mayor entrada de luz solar posible.

En cuanto a los colores, debido a que suelen ser zonas frías, también suelen optarse en mayor medida por colores cálidos como puede ser toda la gama de tonos tierra y las paredes en blanco para favorecer la luz. La iluminación va a ser fundamental, por lo que cuida también dónde ubicas la luz artificial y opta por contar con lámparas que te permitan contar con una luz indirecta cálida y agradable.

También te puede interesar