Cómo decorar una habitación para invitados

Si tienes la suerte de tener una casa más o menos grande, te sobran habitaciones, y habitualmente tiendes a recibir la visita de tus familiares y amigos, quizá te interese plantearte la posibilidad de crear una habitación para invitados, que será útil para cuando algún familiar o amigo viene de muy lejos, o cuando incluso después de una agradable cena se hace tarde y prefieres que se quede en casa. Lo cierto es que, en nuestro país, este tipo de estancias no son muy habituales, especialmente si lo comparamos con otros lugares del mundo, como por ejemplo podría ser el caso de Estados Unidos, donde sí es tremendamente común (tal vez recuerdes en estos momentos alguna película popular donde los invitados acababan por quedarse a dormir en el cuarto de invitados). Si te estás planteando la posibilidad de tener tu propia habitación para invitados en casa, te proponemos en esta ocasión algunas ideas útiles que te servirán de inspiración para decorarla de forma agradable, bonita, y sobre todo de manera sencilla.

Cómo decorar una habitación para invitados

¿Por qué es útil tener una habitación para invitados en casa?

Antes de proponerte algunas ideas decorativas útiles, queremos hablarte acerca de por qué puede ser ideal tener tu propio cuarto de invitados en casa. Evidentemente, todo dependerá del espacio que tengas en casa, y sobre todo, si tienes alguna estancia o cuarto vacío que no necesites utilizar (o que, de hecho, hace tiempo que no usas).

Si es así, no hace falta decir que tenes una estancia para nuestros invitados es una excelente forma de acomodarlos, de brindarles su propio espacio. Es, en definitiva, una de las mejores formas de hacerles sentir bienvenidos, sobre todo si van a estar en la ciudad durante un período ciertamente prolongado de tiempo (por ejemplo, porque vienen a casa por Navidades y no tienen otro sitio donde poder quedarse).

No es obviamente lo mismo que una casa en sí de invitados, de manera que lo más común es que los familiares o amigos más cercanos puedan sentirse algo incómodos si se quedan durante mucho tiempo, pero sí es una ventaja para aquellos momentos en los que alguno de ellos necesita quedarse durante alguna noche.

Algunas ideas útiles para decorar el cuarto de invitados

1. Decora la habitación perfecta

Evita los excesos, lo ideal siempre es la sencillez, sobre todo en lo que a decoración se refiere. Y no necesitas ser un experto decorador (ni mucho menos tener experiencia en este sentido), para conseguir un resultado tan útil como agradable.

Si te encanta ser un buen anfitrión, posiblemente crear lo que vendría a ser como el “oasis perfecto” para tus huéspedes es clave para garantizar que la estancia de tu familiar o amigo sea lo más memorable y maravillosa posible.

Eso sí, ten en cuenta algo imprescindible: las mejores habitaciones son cómodas y ordenadas. Esto no significa que no podamos poner nuestro propio toque personal. Por ejemplo, puedes incorporar un bonito dibujo a la pared, escoger colores interesantes (que no usas en el resto de la casa), o jugar un poco con algunos elementos decorativos.

La clave está en hacer sentir cómodo al huésped, y sobre todo, que él note que nos hemos esforzado en ofrecer un cuarto único e inigualable.

Consejos decoración cuarto invitados

2. Mantenlo completamente libre del desorden

No hay nada peor que un cuarto desordenado, pero puede ser incluso muchísimo peor si, además, el cuarto que está desordenado es el que recibirá la visita de tus invitados. ¿Lo ideal? Que la habitación sea simple y ordenada, pero que evidentemente no sea aburrida.

Puedes incluir, por ejemplo, dos camas útiles para distintos invitados, y también añadir algunos accesorios divertidos, como cuadros, mesitas de noche bonitas, alguna planta…

3. Crea un espacio tranquilo (y divertido)

Puedes poner un maravilloso columpio interior en una de las esquinas, fabricado de mimbre, lo que aportará cierta diversión a la habitación. Pero, lo fundamental, es que el cuarto transmita tranquilidad e intimidad.

De hecho, optar por un color oscuro -como por ejemplo podría ser el caso del azul marino- podría generar impresiones inesperadas, y generar un ambiente relajado.

Consejos para la habitación de invitados

4. Añade muebles

Un cuarto de invitados no tiene por qué tener una cama y un armario, y nada más. Especialmente si tienes algo de espacio, puedes añadir un bonito escritorio, o un banco en la parte inferior de la cama.

Si a tus invitados les encanta leer, también puedes añadir algún que otro sillón de lectura, e incluso poner una agradable estantería de madera natural con algunos libros para invitar a la lectura.

Como vemos, si dispones de un espacio donde puedes crear tu propia habitación de invitados, decorarla es un paso esencial, pero que puede ser verdaderamente único y sencillo. Solo se requiere algo de imaginación y, también algo de creatividad. Y recuerda: en la sencillez está el gusto.

También te puede interesar