Cómo decorar y organizar un espacio de trabajo en el salón

En ocasiones, el mejor lugar para una oficina, despacho o simplemente nuestro propio lugar de trabajo es nuestro salón o sala de estar. Con cada vez más personas trabajando desde casa, es necesario tener presente algunos consejos, ideas y pautas sencillas para diseñar nuestro propio lugar de trabajo en casa. Sin embargo, la realidad es […]

En ocasiones, el mejor lugar para una oficina, despacho o simplemente nuestro propio lugar de trabajo es nuestro salón o sala de estar. Con cada vez más personas trabajando desde casa, es necesario tener presente algunos consejos, ideas y pautas sencillas para diseñar nuestro propio lugar de trabajo en casa. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las personas no tenemos un espacio adicional para dedicar a nuestra oficina. De esta forma, no podemos usar una habitación completa para tal fin. Pero la realidad es que no necesitamos una estancia completa para poder disfrutar de un espacio de trabajo que se caracterice no solo por ser útil y elegante, sino sobre todo, productivo. Para tal fin, te proponemos algunos consejos útiles que te ayudarán a colocar tu lugar de trabajo en el salón, de forma fácil, simple y sencilla.

Cómo decorar y organizar un espacio de trabajo en el salón

Pon tu mesa de trabajo o escrito detrás del sofá

Si dispones de un salón de espacio abierto, con un área de descanso al lado, puedes optar por colocar un escritorio de trabajo detrás del sofá. Se convierte, en definitiva, en una opción muchísimo más funcional, ideal si no disponemos de un espacio adicional para poder colocar nuestra oficina en casa.

Se convierte, de hecho, en una idea sumamente sencilla y fácil de aplicar, especialmente cuando aún necesitamos un lugar donde poder concentrarnos, y donde, en definitiva, poder trabajar cada día.

Si necesitas un poco más de intimidad, o al menos intentar hacer tu escritorio un poco más íntimo, puedes colocar una silla giratoria que sea cómoda pero a juego con el resto de la decoración, y poner también sobre la mesa una bonita lámpara, útil para cuando tengas que trabajar por la noche y no desees tener todas las luces del salón o de la sala de estar encendidas.

Aprovecha al máximo un rincón que aún no hayas utilizado

A veces, podemos montar nuestro propio lugar de trabajo en sitios insospechados de casa, fundamentalmente porque se trata de un área de rincón que aún no hemos utilizado.

Por ejemplo, si dispones de una chimenea en casa, posiblemente un lugar idóneo donde poder colocar tu espacio de trabajo sea directamente al lado de ésta. O incluso cuando tienes una librería y justo entre ésta y la pared contigua, ha quedado un poco de espacio donde perfectamente podrías colocar tu mini-oficina.

Empareja luego tu escritorio con la ayuda de una silla, o incluso coloca una planta colgante o algo de arte en esa pared y el resultado, además de simple, será simplemente maravilloso. Perfecto, en definitiva, para nuestra sala de estar, ocupando además poco espacio en general.

Ideas para poner tu despacho en el salón

Considera la posibilidad de usar un mini-escritorio de trabajo

Quizá no tengas tanto espacio, o tal vez necesites únicamente un área más bien pequeña que se encuentre dedicada al trabajo. Por ejemplo, quizá trabajes con al ayuda de un portátil de pequeño tamaño, y no necesites más que un espacio donde poder estar tranquilo/a mientras trabajas, y no importa cuán pequeño sea.

Si es así, puedes optar por instalar un mini-escritorio de trabajo, con la ventaja añadida de que siempre podrías encontrar el lugar ideal donde colocarlo. Una opción útil es colocar una pequeña mesa redonda en una esquina sin utilizar, que se encuentre vacía. El espacio ideal donde colocar tu ordenador portátil, o el papeleo con el que precises trabajar.

Se convierte, sobre todo, en una gran opción para espacios muy ocupados, o para habitaciones más familiares, donde por ejemplo necesitas tener tu lugar para trabajar mientras vigilas a los niños.

Si tienes espacio, crea un lugar de oficina más abierto

Quizá puede ocurrir que tengas una sala de estar o un salón algo más amplio. Si es así, puedes crear tu propio espacio de oficina en casa colocando un escritorio por sí solo en el lugar que más te guste.

Se convierte, de hecho, en una forma elegante de crear un espacio de oficina formal, incluso cuando tenemos un espacio adicional donde poder hacernos nuestra propia oficina.

Eso sí, para delinear claramente cuál es nuestro lugar o zona de trabajo, del resto de la estancia, puedes añadir una alfombra pequeña debajo de tu zona de trabajo.

Como vemos, si no tenemos la posibilidad de trabajar fuera de casa, o si simplemente por comodidad -o posibilidades- preferimos hacerlo en casa, es sencillo y fácil encontrar nuestro propio espacio. Y es que con un poco de imaginación y creatividad, cualquier espacio será ideal para conseguirlo.

Cómo decorar y organizar un espacio de trabajo en el salón
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar