Cómo enfriar la casa en verano

El verano es una de las épocas favoritas de muchos en el mundo. Ya que es el tiempo perfecto para darnos un chapuzón en la playa o acudir a parques acuáticos. Pero el calor nos alcanza en casa y puede ser incómodo. Por ello en este artículo te mostraremos cómo enfriar la casa en verano con métodos prácticos.

Como enfriar la casa en verano

Consejos que debes considerar para enfriar la casa en verano

Si bien el aire acondicionado es una excelente manera de lidiar con el calor pero a costa de un cargo extra en la factura de luz. Con los consejos que verás a continuación podrás ahorrarte algo de dinero enfriando tu casa de maneras alternativas. Más adelante verás 10 cosas que puedes hacer para volver tu hogar más fresco durante los días calurosos del verano.

1. No dejes todo abierto

Puede que este consejo parezca algo descabellado pero la verdad es que dejar todo abierto no es lo mejor que podemos hacer en un día caluroso. Pues la entrada de luz durante el día aumenta la temperatura en el interior del hogar. Por ello lo mejor es abrir las ventanas para ventilar el hogar al comenzar el día y cuando este está por terminar.

Esto debido a que las ocasiones más frescas durante el día son durante el amanecer y el atardecer. En estos momentos la temperatura exterior está mucho más fresca y podemos abrir las ventanas para enfriar la casa.

2.  Llena tu casa de plantas

Un elemento decorativo que no puede faltar en casa son las plantas. Más aún en un verano en el que queramos frescura dentro del hogar. Las plantas son una gran elección pues crean sombra y refrescan el ambiente. Poniendo plantas en tu balcón podrás crear sombra para conservar la frescura en el interior de la casa.

Por otro lado si colocas enredaderas en casa estas funcionaran como una barrera frente al calor. Sin mencionar que son un toque natural muy llamativo que llena de energía los espacios y queda muy bien estéticamente.

3. Evita los aparatos electrónicos

Todos los aparatos que emplean energía eléctrica generan calor en casa. Si buscas cómo enfriar la casa en verano sin usar aire acondicionado debes saber que tienes que evitar los aparatos electrónicos. Al menos durante el verano tendremos que hacer uso solo de los aparatos más importantes y dejar de lado el resto.

Podemos prescindir del uso de la secadora y la plancha para el cabello junto con el horno de microondas. Si debemos usar la lavadora y la secadora de ropa podemos utilizarla durante la noche pues estos aparatos desprenden calor.

4. Elige la iluminación

El tipo de iluminación que tenemos en casa influye bastante en la frescura de nuestro hogar durante el verano. Hoy en día se vuelve cada vez más popular el uso de fuentes de iluminación amigables con el ambiente y de menor consumo energético. Las cuales representan un ahorro económico y energético superior.

Si quieres enfriar tu hogar sin aire acondicionado debes deshacerte de las bombillas incandescentes y optar por luces LED. Las bombillas incandescentes basan el 90% de su energía en calor. Por ello al deshacernos de ellas nos deshacemos de una fuente de calor dentro de casa.

5. Adapta tu casa al verano

El tipo de decoración tiene mucho que ver con enfriar la casa durante el verano. Puede que debamos cambiar la organización y distribución de nuestras cosas en el hogar. Tendremos que guardar las mantas y fundas de invierno y sacar las más frescas para afrontar el verano.

En esta época el material textil que usemos en casa debe ser fresco como el algodón y el lino. Igualmente en los dormitorios debemos cambiar las mantas cálidas por alternativas frescas de algodón.

6. Mojar las cortinas

Si no puedes comprar cortinas aislantes de calor puedes usar el truco de mojar las cortinas. Mojar las cortinas y dejar un par de entradas de aire corriente es un método antiguo de refrescar los hogares. No obstante, es uno de los métodos más eficaces de conseguir mayor frescura en el hogar.

7. Utilizar un ventilador

El uso del ventilador es una alternativa mucho más cómoda económicamente que el aire acondicionado. Puede ser muy efectiva para enfriar el hogar en verano siempre que no abusemos de este. Pues con el ventilador estaremos consumiendo tan solo el 50% de energía y podremos ahorrarnos un buen dinero en la factura de luz.

La función de un ventilador consiste en poner en movimiento el aire que se encuentra dentro de la casa. Lo cual hace que se sienta un sensación de frescura en casa, aunque esta sea menor que la del aire acondicionado.

8. Alimentos fríos

Los alimentos fríos que no necesitan casi ser cocinados son una buena alternativa para refrescar el hogar. Pues reducimos el uso de microondas y hornos para cocinar. Las ensaladas o la sopa de melón son algunos ejemplos de alimentos que podemos comer en frío. Al igual que tomar agua fría constantemente durante el día nos ayuda a mantenernos frescos desde adentro.

9. Encuentra el espacio más fresco

Si trabajas o estudias desde casa debes emplear los espacios de la casa que sean más frescos para trabajar. Si pasas más de 8 horas en una habitación el mover los muebles y cambiar su organización puede ser de ayuda. Puedes poner tu mesa de trabajo cerca de una entrada de aire fresco y alejada de una entrada directa de luz solar.

10. Viste con ropa fresca

Durante el verano podemos deshacernos de los abrigos y comenzar a sacar nuestra ropa fresca para estar en casa. La ventaja de la privacidad es que podemos darnos el lujo de usar poca ropa para estar frescos. Podemos usar short y camisetas frescas de materiales como algodón.

Es importante que evitemos las prendas ajustadas para no causarnos calor durante el día. Incluso si vives solo puedes prescindir de algunas prendas durante un día caluroso. ¿Por qué no trabajar unos días sin camiseta?.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar