Cómo escoger sillas ergonómicas para ordenador

¿Estás buscando una silla para trabajar en el ordenador? La recomendación principal es que siempre optes por sillas ergonómicas, puesto que son las únicas que van a cuidar la salud de tu espalda y van a facilitar que mantengas una buena postura. A continuación, te vamos a contar cómo escoger sillas ergonómicas y en qué tienes que fijarte.

En el mercado existen multitud de sillas de ordenador baratas y con este artículo vas a conseguir desechar aquellas que no cumplen con las características especiales para teletrabajar, puesto que no es lo mismo una silla para un ratito que una silla para estar ocho horas diarias sentado. De esta forma, vamos a ayudarte a encontrar el modelo idóneo para ti y que puedas filtrarlas para poder elegir de forma más rápida.

Que se pueda regular la altura de la silla

Uno de los aspectos primordiales a la hora de hablar de sillas para el ordenador es que éstas puedan ser totalmente regulables y adaptables a las condiciones físicas de cada uno. Por ello, uno de los aspectos primordiales es escoger una silla que pueda regularse en función de tu altura para evitar lesiones y dolencias.

Tamaño del asiento

Uno de los aspectos en los que la gente no se suele fijar tanto pero es igual de importante es la anchura del asiento, pues es necesario que sobre un poquito de espacio en cada uno de los lados, que uno se pueda sentar cómodamente y no se sienta aprisionado.

Tamaño del respaldo

Resulta fundamental e importante que el respaldo de la silla cubra toda la zona de la espalda, para que pueda apoyarse completamente y mejorar la postura. A su vez, veréis que hay sillas que cuentan con reposacabezas, un detalle que os puede resultar muy interesante para descansar la zona de las vértebras.

Respaldos ajustables

¿Sabías que más de la tercera parte de los trabajadores sufre dolores de espalda? Estos son los datos obtenidos por la Agencia Europea para la Salud y la Seguridad en el Trabajo, recogidos en 2007 y que muestran la importancia de adquirir una silla ergonómica para tu área de trabajo.

En esta línea, el respaldo ajustable es uno de los aspectos que más tienes que cuidar puesto que hay que cuidar especialmente la zona lumbar para evitar que pueda derivar en lesiones o dolores crónicos en esta zona. Puedes encontrar sillas con respaldos sincronizados, vasculantes o fijos. Los dos primeros están diseñados para personas que se pasan largo tiempo sentadas, mientras que los fijos son para jornadas cortas de trabajo.

Además e que el respaldo sea ajustable se recomienda que el tejido utilizado para el mismo sea respirable y resistente, pues se trata de comprar una silla ergonómica que pueda durarte bastante tiempo.

¿Apoyabrazos o no?

Los apoyabrazos son una elección de cada uno, puesto que hay quien nunca los utiliza y otros para los que son imprescindibles. Eso sí, para que puedas elegir fácilmente, te dejamos en cuenta algunos detalles importantes sobre su función y ventajas.

En el caso de que optes por unos apoyabrazos tienen que estar los brazos formando un ángulo de 90º mientras escribas en el ordenador, pudiendo apoyar totalmente los codos y los antebrazos para estar más cómodo y que la zona de los hombros descanse. A su vez, otra de las ventajas que aporta los apoyabrazos es que puede servirte como punto de apoyo para incorporarte, por lo que tienen que ser resistentes.

Otro detalle a tener en cuenta es que puedes encontrar apoyabrazos que son ajustables en función de la altura y regular la separación con el asiento de la silla, por lo que siempre te debe facilitar el que puedas tener una postura cómoda y saludable con respecto a la mesa.

También te puede interesar