Cómo hacer velas caseras: fácil y rápido

Ahora que estamos a las puertas de que oficialmente empiece el invierno, y ahora que precisamente está comenzando a hacer un poco más de frío, no hay duda que siempre apetece la luz -y la calidez acogedora- de una vela. Ya sea con aroma o sin él, aunque podemos encontrar una enorme variedad en muchas tiendas donde venden cosas para el hogar, lo cierto es que siempre hay algo de especial cuando las elaboramos nosotros mismos. Y, aunque no lo creas, la realidad es que poder hacer velas en casa es más sencillo de lo que piensas. ¿Te animas a descubrirlo? Te explicamos paso a paso qué ingredientes, elementos y utensilios necesitas, así como los pasos a seguir para poder elaborarlas fácilmente.

Cómo hacer velas caseras

La realidad es que hay tantas cosas pequeñas que podemos hacer en nuestro día a día para alegrarnos… Ahora que nos encontramos en pleno otoño, y que empieza a hacer un poco más de frío, no hay duda que es un momento ideal para elaborar unas exquisitas galletas, o un bizcocho. Pero cuando de manualidades y bricolaje se trata, no hay duda que una de las tareas más fáciles y sencillas es la de hacer nuestras propias velas en casa.

Más aún, cuando le añadimos algún tipo de fragancia en forma de aceite esencial, la investigación sugiere que determinados aromas poseen verdaderos efectos en nuestro estado de ánimo, no solo mejorándolo, sino ayudando de forma muy positiva a la hora de eliminar el estrés y la ansiedad.

Efectivamente, como ya te comentamos cl comienzo de esta nota, es cierto que encontrarás velas geniales y maravillosas en los estantes de muchas tiendas. Pero, ¿a quién no le gusta un buen proyecto de bricolaje? Afortunadamente, es muy sencillo hacer nuestras propias velas caseras. De hecho, con unos pocos suministros, los cuales se caracterizan sobre todo por ser bastante económicos, y un poco de orientación, nos convertiremos en unos auténticos profesionales en la fabricación de nuestras propias velas (y, además, en muy poco tiempo).

¿Qué necesitamos para hacer nuestras velas?

1. Cera

Como ya te hemos comentado en varios momentos, existen en realidad diferentes opciones a la hora de escoger nuestra propia cera para hacer en casa. Toma nota de cuáles son sus diferencias más básicas:

  • Es una de las ceras más popularmente utilizadas para la fabricación de velas. Eso sí, debe ser una cera de parafina diseñada específicamente para esta tarea (o fin).
  • Se trata de una cera derivada del aceite vegetal de la soja, que se característica por poseer una mayor duración, y se caracteriza por ser un poco más ecológica. Sin embargo, como aspecto negativo, nos encontramos con que no es una buena idea para hacer velas de olor fuerte, o de colores brillantes.
  • Es un tipo de cera ideal para fabricar una vela de aspecto líquido, con una mecha que se prenda lentamente y que, además, no sea tóxica. No obstante, no tiende a retener bien el color.

2. Fragancias y colores

A la hora de garantizar un uso seguro y limpio, solo se aconsejan utilizar aceites de fragancia y colorantes específicamente diseñados para la fabricación de velas. Por tanto, no se recomienda utilizar ningún otro elemento que no haya sido estrictamente producido para tal fin.

3. Mechas

Existen distintas opciones a la hora de comprar mechas para la elaboración de nuestras propias velas caseras:

  • Mechas con pestañas previamente enceradas. Es, sin duda alguna, una de las opciones más fáciles y sencillas, ya que son mechas que vienen cortadas y ensambladas para el fin de crear velas en casa, por lo que lo único que debemos hacer es pegarlas al envase donde deseamos colocar nuestra vela.
  • Mechas de madera. Se convierten en otra opción interesante para las velas caseras, ya que proporcionan una duración larga y limpia. Es ideal, de hecho, para regalos.

Receta para hacer velas en casa

Cómo hacer velas en casa paso a paso

  1. Con la ayuda de un martillo o un cincel retira la cera del bloque de donde viene. Colócala en una olla al baño maría, y calienta al fuego hasta que el agua alcance el punto de ebullición.
  2. Remueve la cera con la ayuda de un palo de madera, hasta que la cera se haya derretido por completo.
  3. Cuando la cera se derrita, con la ayuda de un termómetro de cocina mide la temperatura. Cuando alcance los 60 ºC se considera que ya tiene la temperatura de vertido adecuada, por lo que ahora es el momento de añadir 14 gramos de aceite perfumado y otros 14 gramos de colorante. Vuelve a remover para que estos dos ingredientes se incorporen completamente.
  4. Vierte ahora la cera en un recipiente limpio, seco, y sobre todo, que sea resistente al calor.
  5. Inserte rápidamente una mecha con pestañas en el centro.
  6. Deja que la vela se enfríe durante algunas horas. Luego recorta la mecha, dejando unos 2 centímetros para poder prenderla.
  7. ¡Listo!

Como has visto, elaborar nuestras propias velas caseras es sencillo. Igualmente, no te hemos expuesto qué ingredientes utilizar porque, en realidad, todo dependerá de tus gustos personales. Así, solo podrás escoger tu aceite de fragancia favorito, y el colorante que desees que tenga.

También te puede interesar