Cómo limpiar la mampara de la ducha para que quede perfecta

EspacioHogar.com

Es uno de los elementos del cuarto de baño que más problemas nos da cuando estamos de limpieza. Sin embargo, si lo hacemos de la manera correcta y logramos dejarla impoluta, su apariencia puede conseguir que nuestro baño parezca como recién estrenado, aportándole luz y una estética muy acogedora. Nos referimos a la mampara de la ducha. ¿Tú también sufres cuando llega el día de limpiar? Pues se acabaron los sufrimientos, porque en este post vamos a enseñarte cómo limpiar la mampara de la ducha para que quede perfecta. Como recién estrenada.

Cómo limpiar la mampara de la ducha para que quede perfecta

Qué necesitas para limpiar la mampara de la ducha

Por mucho que frotes y te esmeres en la limpieza de la mampara de ducha, no siempre es fácil dejarla impoluta. La humedad, la cal y el moho se acumulan en ella haciendo que se vea sucia y envejecida pese a que acabes de pasarle el estropajo. Pero no te desmotives, porque hay trucos y productos muy efectivos para conseguir el objetivo. Y se trata de productos habituales que tienes por casa, por lo que higienizar y sacar brillo a tu mampara no te va costar demasiado dinero.

Mampara de ducha

Dependerá del material de que está hecho tu mampara, pues no es lo mismo el plástico que el cristal, pero en cualquiera de los casos, a partir de hoy vas a ver que la apariencia de tu cuarto de baño mejora de manera sorprendente en el momento en que empieces a aplicar estos trucos de limpieza que vamos a ofrecerte a continuación.

En cuanto a materiales, lo primero que necesitas para limpiar la mampara de la ducha es, utilices el producto que utilices, unos guantes y una mascarilla. Tu seguridad es lo primero, y vas a emplear productos tóxicos que pueden ser peligrosos si los inhalas o que podrían causarte irritación.

Ducha redonda

También vas a utilizar vinagre, alcohol y amoniaco. Para frotar, ten a mano unos cuantos trapos. Te puedes ayudar igualmente de bicarbonato para una desinfección y limpieza profunda, especialmente si decides apostar por productos más naturales para tu limpieza del baño como, por ejemplo, el limón.

Cómo limpiar la mampara de la ducha paso a paso

Ya sea que te duches todos los días o unas cuantas veces por semana, los productos que usas para tu propia higiene son muy sucios de por sí. A la suciedad que acumulas en tu propio cuerpo y cabello, los restos de piel muerta y pelos sueltos que caen durante el baño, hay que sumar los restos de jabón, más todos los químicos que estos productos para la higiene traen entre sus componentes y, especialmente, la viscosidad de las mascarillas para el pelo. No digamos si, además, recurres a los aceites corporales o capilares. Todo esto ensucia tu ducha y, en conjunción con el agua, dejan su marca indeleble en las paredes, esquinas y, cómo no, en la mampara.

Ducha larga

La solución para no tener que frotar y frotar hasta la extenuación en tu día de limpieza es limpiar tu mampara cada día. No es necesario que te esmeres a fondo, pero sí que al menos le pegues una pasada, para evitar que la suciedad se seque, se acumule y se quede incrustada.

Dicho esto y, como sabemos que llegamos tarde y ya encontraste nuestro post a la desesperada porque intentaste todo para dejar brillante tu mampara, vamos a aplicar grandes remedios para grandes males y a compartir contigo el método perfecto para limpiar la mampara de la ducha paso a paso.

Cuarto de baño rojo y amarillo

Si tu mampara es de plástico busca un bote de spray y prepara la siguiente fórmula: amoniaco, alcohol y agua. En todo momento bajo la protección de la mascarilla y los guantes, ¡cuidado con los gases!, rocía toda la superficie, incluyendo los carriles, y frota bien con el paño húmedo.

En el caso de las mamparas de cristal, rellena tu bote de spray con vinagre. Puede ser vinagre de cocina o vinagre blanco de limpieza. Ambos son muy baratos y fáciles de encontrar e igualmente efectivos para higienizar y dejar brillantes las superficies. Rocía la mampara con el spray de vinagre y aguanta un tiempo de unos 5 minutos, para que actúe y nos sea más fácil arrastrar la suciedad. Frota con un paño, en este caso seco.

Mampara de ducha traslúcida

Con estas secciones de limpieza, tu mampara ya debe haber quedado limpia. ¿Qué aún no? ¡Calma! Pasamos a la siguiente fase y procedemos a una segunda limpieza en la que usaremos el bicarbonato. Para esto, añade dos cucharadas junto al vinagre. Mueve bien el bote para que ambos se mezclen y rocía la mampara de ducha. Deja que actúe por unos 20 minutos. Finalmente, retira con un paño mojado.

Consejos para mantener limpia la mampara de la ducha

El mejor consejo para mantener limpia la mampara de la ducha es el que ya hemos mencionado antes: limpiar cada vez que utilices la ducha. Es la única manera de que la suciedad no se acumule y luego cueste mucho esfuerzo limpiarla. Además, así no te dará pereza dedicarle un día a su limpieza, sabiendo que pasarás un buen rato frotando y frotando.

Limpieza de espejos y baños

Si te cuesta sacar la cal y ni siquiera el bicarbonato te resultó efectivo, prueba a añadir a la mezcla con vinagre también el zumo de un limón. La combinación de estos tres ingredientes es muy potente y eficaz para la limpieza de baños y logra disolver la cal difícil.

Además de darle una pasada a tu mampara tras pegarte una ducha, también es importante secarla. La humedad es enemiga de cualquier espacio y más en el cuarto de baño. Pasa un paño y seca bien, y ventila abriendo las ventanas y puertas.

Como limpiar la mampara de la ducha

También es recomendable rociar con spray de limón cada tres o cuatro días, pues este elimina las bacterias, previniendo la formación de moho, dejando el espacio más higienizado y dando buen olor.

¿Tienes tarima flotante en casa? Te enseñamos cómo limpiarla:

Galería de imágenes Cómo limpiar la mampara de la ducha para que quede perfecta

EspacioHogar.com

También te puede interesar