Escrito por Tendenzias

Cómo limpiar las joyas de oro en casa

Tener joyas de oro supone que cuidemos de ella y que procuremos que estén limpias con el fin de que conserven más tiempo su brillo y belleza. Existen distintos métodos para limpiar tus joyas de oro en función del tipo de oro que sea de modo que os hablamos a continuación, de cómo limpiar las joyas de oro en casa.

Cómo limpiar el oro

Limpiar el oro parece que sea una tarea complicada si queremos que este recupere su brillo natural, pero lo cierto es que existen varios productos que nos permiten dejarlo como nuevo aunque también se conocen algunos remedios caseros que son igual de efectivos.

Si quieres limpiar tus joyas de oro, como collares y pendientes, podemos conseguirlo con los remedios que vamos a enumerar a continuación, aunque tendremos que tener en cuenta el tipo de oro con el que contamos, ya que no solo existe el dorado, sino que también está el oro blanco y el oro rosado o rosa.

Por ello comenzamos con el oro “clásico” o el oro sin más y que se limpia de manera sencilla del siguiente modo.

Limpiar el oro con aspirina efervescente

Se suele decir ser el que el ácido que tiene la aspirina es de lo mejor para limpiar o dejar como nuevo el oro.

Para ello será tan fácil como echar un par de aspirinas efervescentes en un vaso y dejar que se deshagan mientras el oro está también dentro.

Lo dejamos durante varios minutos, y cuando lo saquemos veréis que las joyas están muy limpias aunque si deseas que brillen más todavía, puedes secarlas con un paño limpio.

Limpiar el oro con papel de aluminio

El papel de aluminio es uno de los remedios más sorprendentes que os podemos mencionar cuando se trata de limpiar el oro.

Para ello, tenemos que disponer un recipiente con papel de aluminio. Llenamos el recipiente con agua caliente y mezclamos con una cucharada de detergente para la ropa en polvo libre de cloro (no líquido).

Colocamos las joyas en estsa solución y dejamos reposar durante un minuto. Enjuagamos bien y secamos al aire. Este procedimiento hace uso del proceso químico conocido como intercambio de iones, que también puede ser utilizado para limpiar los cubiertos.

Limpiar el oro con amoniaco

Otro remedio para limpiar nuestras joyas de oro, será el amoniaco. Para ello debemos sumergir las joyas, durante diez minutos, en una solución de media taza de amoniaco claro mezclado con una taza de agua tibia.

Pasado el tiempo debemos limpiar suavemente con un paño suave y dejamos secar. Eso sí, no debes hacer esto con la joyería que contenga perlas, ya que podría echar a perder su delicada superficie.

Limpiar el oro con vinagre

El oro también queda limpio con la ayuda de un poco de vinagre. Para ello, debes sumergir las joyas en una mezcla de 1/2 taza de vinagre blanco y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio durante dos o tres horas.

Pasada el tiempo indicado debes enjuagar las joyas con agua fría y secar con un paño suave.

Cómo limpiar oro blanco

Tras ver algunas de los mejores remedios para limpiar el oro dorado, podemos nombrar ahora métodos para que puedas limpiar el oro blanco.

Este oro, que se asemeja en color a la plata, es algo más difícil de limpiar ya que puede que la suciedad se note más o quede más incrustada.

Limpiar oro blanco con cerveza

Por ello, podemos decir que para limpiar el oro blanco es quizás mejor que apuestes por remedios que impliquen frotar un poco.

Por ello podemos decir que si echas unas gotas de cerveza (rubia y no negra), sobre las joyas de oro y luego frotas con un paño limpio comprobarás que te queda como nuevo. Cuando lo hayas limpiado, tienes que dejar secar al aire.

Limpiar oro blanco con cepillo de dientes

Por otro lado un buen cepillo de dientes (limpio) puede ser el instrumento perfecto para dejar tus joyas de oro blanco bien limpias.

Sumerge el cepillo en una solución, por ejemplo de bicarbonato con agua y unas pocas gotas de limón, y frotamos bien de modo que veremos en pocos minutos como la joya en cuestión queda muy limpia.

Limpiar oro blanco con agua y jabón

Algunas joyas con aleación de oro blanco son realmente delicadas de modo que quizás, la mejor solución será la de limpiarlo con agua y jabón.

Para ello tan solo tienes echar unas cuantas gotas de jabón suave en un vaso o recipiente de agua caliente y lo mueves.

Introduce ahora la pieza de oro blanco y deja reposar durante 10-15 minutos para ayudar a aflojar cualquier acumulación. Pasado el tiempo lo sacas, lo secas con un paño limpio y listo!.

Cómo limpiar oro rosa

También tenemos la cuestión de las joyas que son de oro rosa. Este tipo de oro es todavía más delicado ya que dependiendo del producto que utilices, o el remedio que apliques, lo único que vas a conseguir es llevarte todo el rosado del oro y dejarlo peor.

Limpiar el oro rosa con jabón y un cepillo de dientes

De este modo, lo mejor es coger un poco de jabón suave y con la ayuda de un cepillo de dientes lo vamos extendiendo por toda la joya a limpiar.

Luego aclaramos con la ayuda de un poco de agua (que no sea caliente) y dejamos secar al aire, o directamente cogemos un paño limpio (que puede ser de microfibra) y lo secamos nosotros.

Limpiar el oro rosa con pasta de dientes

De igual manera, podemos coger un poco de pasta de dientes y hacer que nuestra joya de oro rosa quede como si fuera recién comprada y sobre todo, que no nos quede dañada.

Aplica un poquito de pasta sobre la joya a limpiar y con la ayuda de un cepillo de dientes vamos frotando aunque con mucho cuidado ya que, repito, este tipo de oro es bastante delicado. No debes rascar demasiado fuerte.

Artículo de interés

CÓMO LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE

EspacioHogar.com

Newsletter