Cómo limpiar sofás de piel

En el artículo de hoy no solo te vamos a contar cómo puedes limpiar tu sofá de piel, también te compartimos algunas recomendaciones clave para el buen mantenimiento del mismo.

Los sofás de piel están asociados a la elegancia y la distinción, pero eso no implica que os vayáis a encontrar únicamente con sofás de estilo clásico, también podéis encontrar en tiendas especializadas sofás de piel más modernos. Además, podéis encontrar precios competitivos en tiendas especializadas, como los sofas baratos en sofavalencia, que permiten configurar y personalizar por completo el sofá según tus propias preferencias.

Cómo limpiar sofás de piel

El primer paso es limpiar el polvo del sofá. Para ello, lo que puedes hacer es humedecer un trapo húmedo en agua no calcárea, escurrirlo bien y pasar el paño para retirar todo el polvo que se haya podido acumular. Después sécalo con otro paño.

¿Se puede utilizar el aspirador sobre un sofá de piel? Se puede, pero es fundamental que lo pongas a potencia media y que no lo presiones contra la tapicería.

¿Se puede secar el sofá con un secador? No. Es fundamental no aplicar ni exponer a la piel a agentes que emitan mucho calor de forma directa.

Cada seis meses se recomienda hacer una limpieza más profunda del sofá, en el que se aplique algún tipo de jabón específico para la piel que facilite retirar cualquier resto de suciedad. Un ejemplo:

  • Retira el polvo como hemos indicado.
  • En el caso de que hayas retirado el polvo pero todavía veas que queda algo de suciedad seca, tu siguiente paso es coger un cepillo de cerdas suaves y cepillar delicadamente el sofá. Verás que poco a poco se va levantando la suciedad y con un trapo humedecido y escurrido puedes retirarla sin problemas. Recuerda volver a secarlo.
  • Para favorecer la limpieza más profunda puedes aplicar un poco de jabón neutro en un paño humedecido y limpiar con movimientos circulares. Pero, también los profesionales indican que antes de aplicar cualquier tipo de producto sobre la piel es recomendable hablarlo con la tienda donde lo has comprado para que te indiquen qué producto es el idóneo para el tipo de piel de tu sofá. Es importante que sepas que se venden kits de limpieza específicos para este tipo de sofás.

En el caso de que se te caiga líquido sobre el sofá, como puede ser el café o el té, es fundamental que lo retires rápidamente con un baño limpio. Después, humedece un paño limpio en agua y lo frotas haciendo movimientos circulares hacia dentro.

Si manchas el sofá con salsas o chocolate, repite lo mismo. Con un trapo limpio retira los restos de comida pero sin presionar, así evitarás que penetre en la piel. Frota con un trapo limpio humedecido con agua y un poco de jabón neutro o jabón específico para tu sofá. Finalmente, seca.

Para manchas de rotulador o manchas incrustadas se puede utilizar leche demasquillante.

Cómo mantener un sofá de piel

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no puedes colocar el sofá cerca de una estufa o fuego, ya que el calor excesivo va a dañar la piel. La distancia ideal es a más de 70 cm de distancia de cualquiera de estos focos.

Un sofá de piel no puede estar expuesto a la luz solar directa.

¿Se pueden usar cremas hidratantes para la piel humana en sofás de piel? Los fabricantes dicen que no, que hay que aplicar productos específicos.

Si quieres que tu sofá brille más, mezcla cera de abeja con polvos de talco y aplícalo por la superficie, dejas actuar un par de horas. También recomiendan utilizar un trapo humedecido de vinagre blanco diluido en agua, se deja secar de forma natural y después se le pasa un algodón humedecido en aceite de lanolina; espera un día y ya con un trapo le sacas brillo.

También te puede interesar