Cómo ordenar los armarios del baño

EspacioHogar.com

A pesar de no darle el valor que debería, el baño es una de las estancias de la casa donde más tiempo pasamos. Y, sobre todo, una de las que acumulan más utensilios de uso constante. Peines, jabones, cremas, geles, colonias… Demasiadas cosas para un espacio que suele ser el más reducido del hogar. Por tal motivo, conviene saber cómo ordenar los armarios del baño para tener todo a mano, sin necesidad de llevar el secador a la cocina y cosas por el estilo.

Armarios con baldas

Es un consejo obvio pero no por ello menos razonable. Un armario con baldas te permitirá aprovechar todo el espacio, además de tener los elementos de cada balda a mano. Y si tu armario no tiene balda alguna, no te preocupes, que tardas nada y menos en ponérselas o encargar a alguien que te las coloque.

Colgadores de puerta

Son cada vez más usados y una forma de ampliar un espacio con el que casi nadie cuenta. Colgando un estante de la puerta, podremos casi duplicar el espacio de carga del armario. Eso sí, siempre que éste nos permita cerrar la puerta con normalidad y sin problema. Además, debemos controlar el peso que ponemos para no cargarnos la puerta.

¿Estás pensando cambiar tu baño?

Cesta en la zona superior

¿Quién dice que en la parte superior de un armario no se pueden poner más cosas? Es un espacio más a aprovechar en el que podemos colocar elementos que no usemos tan a menudo. Eso sí, para que se quede ordenado, mejor poner una cesta. Así, además de colocado, evitaremos que se caiga nada por detrás.

Productos agrupados por familia

Estos consejos que parecen de lógica, no son aplicados por todo el mundo y suelen penalizar, más que por el espacio, por la opción de tener todo a mano. Al final, si en cada balda del armario tienes los elementos agrupados por familias (baño, belleza, cuidado de la piel…) te será más fácil dar con ello cuando lo necesites. Especialmente, cuando vayas con prisa.

Y si, además, quieres cambiar tu baño pero sin hacer agujeros… 

Compartimenta los armarios

No sólo hablamos de los armarios, también de los cajones y las cestas. Todo lo que puedas compartimentar, supondrá espacios extra para tener todo ordenado y clasificado. Para compartimentar los armarios, necesitarás cajas o separadores que te ayuden a mantener cada elemento en su espacio. Un ejemplo claro serían los objetos para el pelo. Coleteros, pinzas, cepillos, peines… Si tienes todo desperdigado, te será mucho más complicado que si está compartimentado.

Usa cestas de rejilla

Hay ocasiones en las que los armarios no son suficientes y debemos añadir otros elementos de almacenaje que lo complementen. Si es tu caso, mejor opta por cestas de rejilla. En ellas podrás dejar las toallas que, al estar ventiladas, permanecerán frescas y a mano. Si compras una cesta de rejilla regulable, las opciones de almacenaje se disparan. Muy recomendable.

Si no te terminan de convencer las cestas de rejilla, la opción más estética y elegante es el mimbre. Además, resiste muy bien la humedad y tiene una durabilidad considerable. Tampoco están mal las opciones en madera o tela que también aguantan muy bien las condiciones de un parque. Quedan prohibidas, por motivos obvios, las cestas de cartón.

Un truco tremendo

Si te falta espacio de almacenaje en tu baño y no sabes de dónde sacarlo, te damos un truco que nunca falla: la pared que está sobre el inodoro. Coloca un armario con poco fondo sobre el inodoro y tendrás espacio en un hueco que ni usabas, ni tenías pensamiento. Un espacio desaprovechado que ganarás para tus intereses.

¿No sabes con qué producto limpiar el baño?

Espejo en el armario

Si en tu baño quieres poner una gran torre de almacenaje, aprovecha y busca una que tenga espejo. Así, no sólo ahorrarás el tener que poner otro espejo en la pared, sino que tu baño parecerá mucho más amplio. Por otro lado, ganarás espacio a lo alto con el que antes no contabas. Son todo ventajas con este tipo de muebles.

Socorridas baldas

Los armarios de los baños, como todo, son muy limitados, por lo que en alguna ocasión, toca buscar alternativas. En este caso, la más rápida, económica y eficaz son las baldas. Podemos poner las que queramos o podamos y aprovecharlas de mil formas. Desde colonias, a papel higiénico, pasando por cremas. Lo que quieras. Eso sí, aprovecha para poner algo que uses habitualmente, pues lo tendrás a mano y a la vista.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cómo ordenar los armarios del baño

EspacioHogar.com

También te puede interesar