Cómo planear una reforma total del hogar

Hacer una reforma total del hogar requiere de una buena planificación, pues no solo mejorará el resultado final de la obra si no que también facilitará que no estés sufriendo durante la realización de la misma. En este artículo te vamos a compartir las recomendaciones de los profesionales de este sector para que puedas prepararte para la reforma integral de tu hogar.

¿Qué cambios queréis realizar?

Antes de que todo comience es fundamental que te pares a pensar en los cambios que queréis realizar todos los habitantes de la casa y cuáles son las necesidades de cada uno, puesto esto os permitirá conseguir que todos estén cómodos. Te puede llevar más tiempo pero anótalas todas, habladlo las veces que sea necesario y cuando lo tengáis todo claro entonces será el momento de trasladar esta información al arquitecto o a la empresa de reformas, pero si tú lo tienes claro, te será más fácil transmitirlo.

A su vez, ten en cuenta los cambios que más te favorezcan aunque implique aumentar el gasto o tener que renunciar a otros cambios. Por ejemplo, la recomendación inicial es que siempre empieces por los cambios más básicos, como es la electricidad y las tuberías, ya que si pones el suelo nuevo o pintas y luego tienes que levantarlo, es un desgaste sin necesidad.

Presupuesto

Una vez que ya sabes todos los cambios que quieres realizar es importante que pidas presupuesto a varias empresas de reformas para que te puedan indicar cuáles son sus presupuestos y el tiempo de realización. Verás que el presupuesto te lo van a dar en función de los metros cuadrados, por lo que es importante que tomen correctamente las medidas y que tú también lo hagas para quedarte más tranquilo con que te facturan correctamente.

Puedes valorar la posibilidad de contratar a profesionales específicos para cada una de las áreas en las que tienes que trabajar (albañiles, carpintero, fontanero, etc.) o puedes valorar contratar a una empresa de reformas con equipo en todas las áreas o a un contratista con su equipo. Por supuesto, pregunta a familiares y amigos si conocen a alguien que puedan recomendarte y que puedas ver el trabajo que haya realizado.

Planifica el cuándo y cuánto tiempo

No importa solo el dinero, también el cuándo y cuánto tiempo. Si nos centramos en el cuándo, valora en qué momento te resultaría mucho más cómodo y tranquilo dejar tu casa a los profesionales para que hagan la obra completa. Ten en cuenta que una obra pequeña ya genera trastorno, pero una obra integral es mucho más intenso.

Deja tu casa vacía

Si estás viviendo en la casa y has decidido hacer la reforma integral, valora la opción de llevar todas tus cosas a un guardamueble. Puedes hacer esa mudanza tú mismo o puedes contratar a profesionales que te hagan la vida más cómoda, como Hogami que son profesionales en mudanzas y transportes. Una de las ventajas de sacar todos tus muebles y dejar la casa vacía es que ya te despreocupas de que algo se dañe, a la par que les va a resultar mucho más cómodo trabajar y que les facilitas todas las tareas, por lo que el tiempo de obra se puede ver reducido.

Visto bueno de la comunidad

Para prevenir todos los males posibles, si en la reforma vas a tocar elementos comunes de la comunidad de propietarios vas a necesitar el visto bueno de ellos para poder hacer ese cambio. A su vez, para mejorar la convivencia, siempre es recomendable avisar al administrador o al presidente de la comunidad de que vas a a hacer una obra, indica cuándo y cuánto tiempo durará. Muchas veces se opta a poner un cartel en el interior del portal indicando esto al resto de vecinos y, por supuesto, protegiendo tanto suelo como escaleras y ascensor para evitar daños y suciedad excesiva.

No pagues todo por adelantado

Desde la OCU recomiendan que si tienes que dar un adelanto de la obra no supere el 30 – 40% del coste total. Lo que se puede hacer es dar una señal y en la medida en la que vayan avanzando se van haciendo otros pagos, pero no pagues el total hasta que todos los detalles -hasta los más pequeños- estén terminados.

También recomiendan que solicites la factura legal, lo que implica que pagues el IVA, ya que en caso de problemas así vas a poder contar con una garantía que te permita reclamarles lo necesario.

También te puede interesar