Cómo reparar una pared con humedad

EspacioHogar.com

Muchas viviendas nos encontramos con que presentan problema de humedades. Esto supone un grave problema estético, pero también un importante inconveniente que puede poner en riesgo la estructura del edificio y que, además, es muy nociva para la salud. No hay que ignorar las humedades de casa, sino ponerse manos a la obra y ponerles remedio sin perder el tiempo. ¿Quieres aprender Cómo reparar una pared con humedad? Te explicamos cómo hacerlo.

Cómo reparar una pared con humedad interior

Hay muchas razones por las cuales una vivienda puede sufrir de humedades. La mayoría de las veces es consecuencia de malas prácticas de sus habitantes, aunque a esto se unen otros factores que propician su aparición. Tienen el aspecto de manchas amarillentas o de color oscuro, así que si has visto manchas en tus paredes, que se tornan negras o amarillentas, efectivamente en tu casa hay más humedad de la que imaginas.

como-reparar-una-pared-con-humedad-mano-senalando-istock

Hay solución a las humedades, aunque este arreglo no es sencillo, ni rápido. Pero, ¿acaso cuando tienes problema en una muela no acudes de inmediato a sacártela o repararla? Pues con tu casa tienes que actuar igual, y poner remedio a esas humedades al precio que sea y lo más rápido posible. No lo deje para mañana, porque las humedades también producen muchos problemas respiratorios. Si hay enfermos en casa, ancianos o niños, ¡mucha cuidado con las humedades! Y tú, aunque seas joven, también puedes sufrirlo.

Pero dejemos ya de lamentarnos porque nuestra pared tiene humedad, pues eso es algo contra lo que no podemos luchar en un principio, pero sí que podemos trabajar para eliminar sus consecuencias y para minimizar el impacto de la humedad en las paredes. Comencemos viendo cómo reparar una pared con humedad interior.

¿Puedes entender que las paredes exteriores tengan humedad pero no así las paredes de interior? Pues sí. Lamentamos decirte que, en efecto, las paredes de interior también tiene humedad y ¡mucha! Nuestra simple respiración causa humedad, y las filtraciones de agua que a menudo hay de tuberías en mal estado, son carne de cañón para las humedades.

como-reparar-una-pared-con-humedad-pared-y-techo-istock

Aprende más sobre humedad en las paredes:

Por lo general, la humedad que hay en las paredes de interior suelen ser por condensación. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el agua del ambiente se condensa. De hecho, nosotros al respirar generamos humedad, y lo mismo ocurre, por ejemplo, cuando cocinamos. Aunque también puede ocurrir que haya una filtración de agua, de las tubería del edificio, o de la lluvia, etc.

Como primer paso tenemos que decirte que es super importante que ventiles bien la vivienda. Deja las ventanas abiertas para que entre el aire y no cierres a menos que llueva. Ahora veamos cómo reparar la pared con humedad interior.

Primero toca rascar con una espátula para arrancar toda la pintura vieja y restos en mal estado. A esto se le llama sanear la pared, y es fundamental para que la pared quede bien y para eliminar el problema. Si nos limitamos a pintar encima, el resultado no se verá estético y al cabo de poco tiempo se te vendrán abajo las capas de pintura, además de que no arreglarás el problema de humedad.

Una vez hayamos raspado todo, coge la brocha o el rodillo y aplica una selladora. La función de ésta es dejar la superficie compacta y proteger la pared. Así la pintura se fija y la mancha de humedad no vuelve a salir. Deja secar y, con posterioridad, aplica masilla. Quizás necesites varias capas de masilla.

Una vez la masilla está seca, toca lijar para dejar la pared lisa. Cuando termines, limpia bien la pared, pues lo que nos falta ya es el toque final, es decir, pintarla. Para esto, es preferible gastar un poco más y comprar una pintura que sea de calidad. Te durará mucho más.

Si quieres decorar tu pared con papel pintado, mira qué ideas:

Cómo reparar una pared con humedad exterior

Las paredes que están a la intemperie es mucho más fácil que acaben sufriendo de humedades. Las lluvias, las heladas y otras vicisitudes ponen en riesgo el buen estado de la paredes exteriores. Aparte de todo esto, las fachadas también pueden sufrir humedad por filtración. En cualquier caso, nos toca repararla.

como-reparar-una-pared-con-humedad-fachada-istock

Antes de proceder a la reparación, fíjate si hay grietas o fisuras en la pared, ya que si el agua se cuela hacia el interior, la propia estructura del edificio puede tener graves consecuencias. Sanea la pared, tal y como vimos en el caso anterior.

Como más vale prevenir que curar, realiza un revestimiento. Abre bien las fisuras, elimina lo que sobra, y rellena con materiales de calidad. Una vez aplicada la masilla, pinta con pintura impermeabilizante.

Cómo reparar una pared con humedad y hongos

Cuando hay humedad, la aparición de hongos en la pared es una frecuente preocupación de quienes habitan en la vivienda. Hay que reparar cuanto antes, porque los hongos son un foco de enfermedad. Si en tu casa hay hongos, puedes estar sufriendo alergias, dolores de cabeza, rinitis, tos seca e incluso asma y no saber que esto se debe precisamente al mal estado de la pared de tu vivienda.

como-reparar-una-pared-con-humedad-hongos-istock

Antes de pintar una pared con moho, hay que eliminar ese hongo, así que ni se te ocurra aplicar pintura y esperar que el problema desaparezca por sí solo, porque solo lo agravarás, poniendo en peligro tu salud. Así que lo primero es limpiar la pared. Para ello, puedes usarlejía, bicarbonato de sodio disuelto en agua, agua oxigenada, e incluso vinagre blanco. Limpia y frota bien y seca posteriormente. Si lo prefieres, hay productos para limpiar el moho específicos en el mercado.

Si la pared también tiene desperfectos, arréglalos tal y como hemos venido viendo en este post. Es necesario que la pared se haya secado por completo, luego de haberla limpiado del moho. Cuando esté seca, puedes pintarla. La recomendación es utilizar una pintura antihongos.

Ahora ya conoces cómo reparar una pared con humedad e incluso si tiene hongos. Lo que te queda es evitar que el problema vuelva a aparecer. Para ello, ventila bien, no acostumbres a tender ropa húmeda en el interior de casa, y colocar un aparato deshumificador si lo crees necesario.

Te puede interesar:

También te puede interesar