Consejos de limpieza para todo tipo de suelos

Consejos de limpieza para todo tipo de suelos con los que vas a conseguir un suelo desinfectado y limpio, a la par que trucos para cada tipo de suelo que te permitirán conseguir un acabado brillante y un buen mantenimiento para que dure más tiempo en buen estado.

Cómo limpiar un suelo de madera

El suelo de madera es uno de los más bonitos pero también es de los más delicados, puesto que si no se cuida de la forma correcta pueden deteriorarse con los años o por un mal uso.

Personalmente, me gusta más aspirar el suelo que barrerlo, ya que aspira la suciedad y no la empuja de un lugar a otro. Si te pasa como a mí, recuerda que para pasar la aspiradora por el suelo de madera ha que colocarle un cepillo específico para esta superficie. ¿Es importante? Si cuenta con él es que es fundamental, ya que evitará posibles rallajos.

Friega el suelo con una fregona bien escurrida, no hay que humedecerlo en exceso. Puedes utilizar productos específicos o una combinación de vinagre o agua, con la que consigues limpiar y abrillantar la superficie.

Cómo limpiar el suelo de gres y el porcelánico

El suelo de gres y el porcelánico cuentan con una característica estupenda, son resistentes y tienen muy poca porosidad, por lo que son más fáciles de limpiar.

Sobre este tipo de suelo puedes utilizar tanto la escoba como la aspiradora, lo que te resulte más cómodo para llevarte la suciedad superficial. Y para terminar de dejarlo bien limpio opta por un producto friegasuelos que tenga un pH neutro.

Las mopas para el suelo son ideales para la limpieza diaria. Tienes que pasarla completamente seca, así conseguirás llevarte el polvo y eliminar todas las huellas.

Cómo limpiar el suelo vinílico

La clave para mantener limpio y bien cuidado este tipo de suelo es no utilizar demasiada agua en la limpieza, a la par que no hay que usar ni productos abrasivos ni disolventes.

Se recomienda limpiar este suelo de forma diaria para eliminar el polvo, ya sea con aspiradora, mopa de microfibra o con escoba. A diferencia del suelo de madera o el de mármol éste no necesita encerarse.

Cómo limpiar el suelo de terrazo

Limpiar el suelo de terrazo es fácil y no vas a necesitar ningún producto que sea difícil de encontrar. El primer paso consistirá en retirar la suciedad superficial con una aspiradora, escoba o cepillo de dureza media. El segundo paso será fregar el suelo con una mopa o trapo humedecido en una disolución de agua con jabón de pH neutro.

Evita el uso de vinagre, ácidos o químicos fuertes para que no se dañe. Al igual que tampoco se recomienda el uso de cepillos metálicos ni cerdas duras porque se puede dañar la superficie.

La recomendación de los profesionales para conseguir un suelo súper limpio es que para el terrazo utilices agua tibia, no agua fría. Este tipo de suelo puede tener más manchas o que resulten más visibles por lo que intenta seguir un orden para que no se te escape ninguna.

Cómo limpiar el suelo de mármol

Hay una regla fundamental para cuidar el suelo de mármol, no uses productos químicos abrasivos, como la lejía. Si dudas de cuál es el producto más recomendado busca aquellos que indiquen que son específicos para este tipo de suelo.

Como recomendación, después de que friegues el suelo pasa la mopa seca, te ayudará a eliminar la humedad restante que no le viene nada bien al mármol. Recuerda que este tipo de suelo, al contrario que el anterior, es muy poroso.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar