Escrito por

Consejos para comprar y mantener una plancha de asar

La plancha de asar es uno de los pequeños electrodomésticos más utilizados y demandados dentro del hogar. Os contamos algunos consejos importantes para saber qué plancha comprar, cómo utilizarla adecuadamente y cómo mantenerla en buen estado durante mucho más tiempo.

Consejos para comprar una plancha de asar

Hay tantos tipos de planchas de asar en el mercado que es importante tener alguna algunas ideas básicas para hacer una compra más rápida y eficaz. A continuación os damos unos breves consejos que os pueden resultar útiles:

  • Tened en cuenta el espacio disponible en casa. Vais a encontrar planchas de asar de múltiples tamaños, por lo que tan importante es el espacio que tenéis para cocinar cómodamente como el espacio del que dispongáis para poder guardarla.
  • A la hora de escoger un tamaño también es importante tener en cuenta para qué vais a utilizar la plancha de asar o cuántos comensales soléis ser habitualmente. Los modelos más frecuentes están diseñados para 4 a 8 personas.
  • La potencia de la plancha es clave. A mayor potencia os daréis cuenta que la plancha consigue alcanzar una temperatura alta en menor tiempo, lo que implica que también vais a tardar mucho menos en el tiempo de cocción.
  • Las planchas de cocina pueden estar fabricadas en diferentes materiales. En función del material os vais a encontrar que cuenta con unas propiedades extras, o la ausencia de las mismas. Un ejemplo, las planchas de terracota conservan el calor una vez que han sido desenchufadas, lo que implica que el propio alimento puede mantenerse caliente durante mucho más tiempo.
  • Es importante que cuente con un accesorio de recoge grasa o recoge salsa. Este accesorio va a ser útil para retirar las grasas sobrantes, los juegos que puedan soltar algunos alimentos o las salsas que queramos preparar en la propia plancha.
  • Generalmente, ya todas las planchas de cocina cuentan con una superficie antiadherente. Aún así es importante que comprobéis que el modelo que estéis mirando cuenta con esta superficie ya que va a ser imprescindible o muy aconsejable escoger una plancha de asar antiadherente para cocinar más cómodamente y evitar que los alimentos se peguen, sobre todo teniendo en cuenta que las planchas de asar no requieren de tanta grasa para cocinar.

Un ejemplo de plancha de asar que os puede resultar útil teniendo en cuenta todos los consejos que os hemos dado anteriormente es la plancha de asar GR669 de JATA. Se trata de una plancha de cocina de fabricación artesanal que cuenta con una potencia de 1600 vatios y con una gran resistencia, pues nunca se raya, pudiendo admitir el corte a cuchillo sobre la propia superficie. Al estar fabricada en terracota mantiene mucho mejor el calor, pudiendo trasladar la plancha de asar a la mesa para que el calor de la propia plancha una vez apagada siga manteniendo a buena temperatura los alimentos. Las asas de la propia plancha de cocina se mantienen a una temperatura fría, al igual que las patas de la misma que están en contacto con la superficie.

Consejos para usar una plancha de asar

Uno de los aspectos más importantes a la hora de utilizar una plancha de asar es conocer que no requiere de tanta grasa como si utilizas hemos otros tipos de cocciones, como puede ser freír en una sartén o hacer un guiso. Por tanto, lo que podemos conseguir con este tipo de pequeño electrodoméstico es cocinar bajo en grasa sano y sin perder el sabor ni la textura.

A la hora de engrasar la plancha tenéis diferentes opciones. Podéis engrasar directamente la plancha con unas gotitas de aceite, engrasar la plancha con un pincel para que toda la superficie está humedecida pero sin excesos o podéis engrasar directamente el alimento que vayáis a cocinar.

La limpieza de la misma va a ser una parte fundamental. Convenientemente, se recomienda limpiar la plancha antes de utilizarla con un trapo húmedo, puesto que al estar guardada en el armario puede coger polvo.

Tened en cuenta el tipo de superficie con la que vais a estar trabajando, pues no es lo mismo una plancha de terracota -que tiene una gran dureza- a otro tipo de superficies antiadherentes que se rayan con facilidad. Esto va a implicar que en muchas ocasiones, no podáis utilizar todos los utensilios de cocina habituales, si no que se recomiende el manejo de herramientas que no puedan rayar la superficie, como puede ser la madera, la silicona o algún accesorio adjunto a la plancha.

En la plancha de asar podéis preparar una gran variedad de alimentos: el pescado, la carne o las verduras. Incluso, en la plancha de asar también podéis preparar algunos dulces, como puede ser unas tortitas, que con esta superficie antiadherente se van a hacer de maravilla.

Los alimentos que podéis preparar en esta plancha de asar se recomienda que no sean excesivamente gruesos, ya que tardaría más en cocinarse. Tened en cuenta que en la plancha los alimentos se hacen vuelta y vuelta, es decir,  se cocina una vez por cada lado.

Consejos para el mantenimiento de la plancha de asar

Uno de los aspectos más importantes es la limpieza de la plancha de asar. Veréis que, en la actualidad, hay algunas planchas que pueden desmontarse y meterlas en el interior del lavavajillas pero, generalmente, vais a tener que limpiarlas a mano.

Las planchas hay que limpiarlas antes y después del cocinado. Para limpiarla después de haber cocinado es importante asegurarse de que está desenchufada y fría. En un primer momento podéis pasar un papel de cocina para retirar la grasa o restos que puedan haberse quedado en la superficie. Tened en cuenta que es importante no fregarla con un estropajo, si no que podéis humedecerla ligeramente si hay algún resto pegado y utilizar una espátula de madera para levantar ese resto.

Salvo que tengáis una plancha de cocina resistente, será fundamental no utilizar ningún tipo de material metálico sobre la misma, de esta manera conseguiremos que no se ralle y que no se estropee ni el esmalte ni la superficie antiadherente.