¿Debo cancelar el seguro de vida al vencimiento de la hipoteca?

Una vez que finaliza el préstamo hipotecario son muchas las personas que se preguntan si les compensa o no la cancelación del seguro de vida. En este artículo vamos a hablaros sobre los distintos seguros de vida, cuáles son las características básicas de cada uno de ellos y las ventajas de contar con un seguro de vida ligado a la hipoteca, para que puedas valorarlo.

Seguro de vida: tipos

Por definición, un seguro de vida consiste en cubrir ciertas necesidades -variará en función de cada seguro y sus coberturas- de tus familiares en el caso de fallecimiento, o incluso las tuyas propias en caso de invalidez o incapacidad. Dentro de cada aseguradora puedes encontrar distintos tipos de seguro de vida; si tomamos como ejemplo Seguros Bilbao encontramos tres opciones diferenciadas:

  • Seguro Vida+: es un tipo de seguro que cuida el aspecto económico y sanitario del asegurado y de su familia.
  • Seguro Vida 1: está destinado a aquellos sin responsabilidades familiares ni económicas directas y quieren un seguro que les proteja ante los imprevistos, como una invalidez.
  • Seguro de amortización: es el seguro que permite cubrir la cancelación de la hipoteca ante una eventualidad grave, lo que supone que garantiza el pago del préstamo. Dentro del mismo puedes encontrar dos modalidades, el Seguro de amortización de prima única (el seguro finaliza al finalizar el préstamo hipotecario) y el Seguro de amortización de prima prevista (continúa en vigor al haber acabado de pagar el préstamo y dispones de un capital para imprevistos graves).

Ventajas del seguro de vida ligado a la hipoteca

En el caso de Seguros Bilbao es el llamado seguro de amortización al que estaríamos haciendo referencia, y todos los datos concretos que te vamos a compartir corresponden a dicha aseguradora.

Lo primero que tienes que saber es que hoy día no es obligatorio contratar un seguro de vida cuando firmas tu hipoteca, lo que ocurre es que sí que puede resultarte ventajoso ya que las entidades bancarias suelen reducir los intereses del préstamo cuando accedes a ello. Esto se verá traducido en una letra menor a pagar cada mes, sobre todo durante la primera mitad del préstamo que es cuando hay más intereses.

Otra de las ventajas importantes del seguro de vida ligado a la hipoteca es que puedes tener la certeza de que si ocurre algún imprevisto grave la aseguradora se haría cargo. ¿Y qué es un imprevisto grave? Desde el fallecimiento prematuro del asegurado y titular de la hipoteca, la invalidez permanente si se ha producido antes de los 67 años o también puedes contar con otras coberturas que ofrecen la indemnización en caso de enfermedad grave o baja laboral. Por tanto, el resultado sería tener la garantía de que se llevaría a cabo la cancelación de la deuda pendiente para que tus familiares pudieran seguir llevando el mismo nivel de vida.

La modalidad y el pago lo puedes hacer en base a tus propias necesidades económicas. De esta forma, puedes optar a hacer una aportación anual, puedes dividir la cuota de la forma que te resulte más cómoda – mensual, trimestral, semestral- o incluso puedes hacer un pago único.

El coste de un seguro de vida para hipoteca es bajo, pues puedes optar a él desde tan sólo 30 euros al mes.

Continuar con el seguro de vida tras cancelar la hipoteca

Generalmente, una vez que uno ha descubierto la tranquilidad de estar amparado por un seguro de vida difícilmente renuncia a él. Además, estos seguros de vida no solo ofrecen un soporte frente a la hipoteca, también suelen ir acompañados de otras coberturas para toda la familia como segunda opinión médica, orientación médica telefónica, asistencia jurídica telefónica o rehabilitación cardíaca.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar