Diseño de espacios de trabajo y mobiliario de oficinas en Coruña

La pandemia del coronavirus ha acelerado, entre otras cosas, la aplicación y extensión del teletrabajo. Sin embargo, aunque trabajar en remoto tiene una serie de indudables virtudes, entre las que destacan no tener que perder tiempo en desplazamientos hasta el lugar de trabajo o una mayor facilidad para conseguir una mejor conciliación familiar, las empresas deben ofrecer a sus empleados la posibilidad de trabajar en una oficina, una posibilidad que también tiene sus ventajas.

La nueva normalidad exige reconfigurar los espacios de trabajo para que los empleados puedan desarrollar su labor en un entorno agradable que garantice su seguridad. Es importante que los trabajadores se sientan a gusto y seguros no solo para que la productividad sea más alta, sino para que la motivación sea mayor.

10 cosas a tener en cuenta al reformar tu oficina

A la hora de diseñar tu oficina, hay una serie de aspectos que debes considerar. Vamos a verlos con detenimiento.

  1. El número de empleados y la posibilidad de ampliarlo en el futuro: el número de trabajadores de la empresa es una referencia imprescindible a la hora de escoger dónde instalar una oficina. Tu empresa debe disponer de espacio suficiente para que todos los trabajadores tengan un lugar donde completar su jornada laboral. Además, debe respetarse la distancia de seguridad entre trabajadores.
  2. Diseño estético y funcional: una oficina que se precie debe ser, por encima de todo, funcional. El diseño del espacio debe estar encaminado a maximizar la eficiencia, lo que no quiere decir que deba estar reñido con la estética. De hecho, es recomendable desarrollar un proyecto de interiorismo que aúne esos dos elementos. Desde el diseño de los techos (modulares, fonoabsorbentes, continuos…) hasta la instalación de pavimentos ligeros, pasando por la correcta elección de cortinas y estores… todo contribuye a conseguir la oficina soñada.
  3. Zonas operativas: estos son los lugares en los que se ubican los trabajadores, desde los gerentes y los miembros de la dirección, hasta los recepcionistas, pasando por el resto de empleados de la organización. Las zonas operativas son las que ocupan una mayor extensión dentro del edificio y, dependiendo del tipo de actividad que realice la compañía, necesitará unos requisitos u otros, pero como mínimo, debe ser un lugar espacioso, con buena ventilación y con buena iluminación (ya sea luz natural o artificial).
  4. Salas y zonas de reunión: al margen del espacio en el que los trabajadores desarrollan su labor, una empresa necesita lugares en los que poder organizar reuniones tanto para las reuniones internas como con clientes. Sobre todo, de cara a los clientes, estos espacios deben estar bien organizados y tener una buena presencia, ya que, al fin y al cabo, proyectan una imagen de la compañía.
  5. Zonas de descanso: las jornadas de trabajo no pueden ser continuadas. Por cada hora de trabajo es recomendable descansar cinco minutos. Para que el descanso sea más productivo es buena idea disponer de un espacio habilitado para ello.
  6. El mobiliario de oficina: como cada habitación tiene una función diferente de la otra, cada una debe estar equipada correctamente. Conseguir los muebles de oficina en Coruña te va permitir que tus empleados puedan disfrutar de sillas ergonómicas; sofás para descansar; armarios en los que guardar documentos, material, enseres; puntos de almacenaje… De esta forma, el mobiliario de tu oficina en Coruña consigue cumplir con las necesidades de tu sede, a la vez que es respetuoso con la estética del lugar y contribuye a proyectar una imagen profesional a los consumidores.
  7. La iluminación: para trabajar hay que ver bien, así que la iluminación debe ser excelente. Lo ideal es que la oficina cuente con luz natural, aunque no hay que olvidar instalar un buen sistema de iluminación artificial con luces que aporten empaque al espacio y que permitan a los trabajadores trabajar en las mejores condiciones.
  8. La tecnología: una empresa debe facilitar a sus trabajadores todo el equipo necesario para que puedan desarrollar su actividad y eso incluye ordenadores, impresoras… y toda la maquinaria requerida. Solo con el correcto equipamiento de tu oficina en Coruña podrás cumplir los objetivos marcados.
  9. La climatización: gozar de una temperatura adecuada es imprescindible para generar un buen ambiente de trabajo. Los empleados, que pasan ocho o más horas en la oficina, no pueden pasar ni frío ni calor. De ser así, la oficina no estaría garantizando unos mínimos de confort que, sí o sí, hay que exigir y respetar.
  10. La decoración general: la decoración juega un papel determinante para poder crear un espacio de trabajo en el que los empleados se sientan a gusto, que no sea un lugar desapacible, incómodo e, incluso, hostil.

El espacio perfecto para tu oficina

El espacio perfecto para tu oficina es muy difícil de encontrar, de modo que lo mejor es crear una oficina a la medida de las necesidades de tu empresa, lo que, en ocasiones, exigirá reformas. Las reformas de oficina en Coruña pueden ser la solución definitiva para que tu empresa tenga el lugar que se merece. Como es imposible saber de todo, es una gran opción ponerse en manos de expertos en interiorismo, como KL1, para conseguir que tu sede cumpla con todos los requisitos estéticos y funcionales.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar