En qué tienes que fijarte para elegir un buen colchón

Elegir un colchón es una de las elecciones e inversiones más importantes a realizar, pues se trata de encontrar la mejor opción para nuestra salud física y nuestro descanso. Por ello, hemos creado este artículo que te ayudará a saber en qué cosas tienes que fijarte para escoger un colchón que sea ideal para ti.

Antes de lanzarte a una compra rápida o de dejarte llevar por las ofertas y promociones, te recomendamos que investigues los diferentes tipos de colchones que hay, que los pruebes y que tengas en cuenta que un buen colchón es aquel que es adecuado para ti y que ayuda a que tu cuerpo descanse, a que tu mente descanse, por lo que estás invirtiendo en salud. Por ello, es importante que pruebes e investigues, porque tal y como afirman los expertos de la web de mejorcolchon.net, el más caro no quiere decir que sea el mejor para ti, al igual que tampoco el más económico.

Tamaño del colchón

Antes incluso de mirar otras características, la primera categoría a tener en cuenta es el tamaño del colchón adecuado para ti.

  • El colchón debe medir entre 10 – 15 cm más que las personas que duermen en él, si es una cama compartida se tiene como referencia al más alto.
  • El grosor mínimo el colchón es de 15 cm.
  • Para una personas una cama de 90 está bien, o de 135. Para una cama compartida se recomienda ya comenzar a buscar por 150 y, si se necesita mucho espacio, optar por una de 200.

Firmeza

Hay tres tipos de firmeza, alta, media y baja, que también podéis leer categorías como firme, media y mullida. Es fundamental tener en cuenta que un colchón firme no ha de ser uno rígido, ni uno mullido quiere decir que sea blando, depende de las marcas y esto es algo a observar.

Para escoger la firmeza óptima para cada uno hay que tener en cuenta la postura al dormir, el peso y la estructura ósea de cada uno.

  • Para aquellos que duermen boca arriba recomiendan escoger un colchón firme
  • Para los que duermen de lado es mejor un colchón de dureza intermedia, ya que facilita que uno pueda hundir un poco más el hombro con comodidad.
  • Para las personas robustas, de constitución grande o de mayor peso se recomienda escoger un colchón firme, para que tengan la sensación de estar sujetos y que no se hunde con cada movimiento.
  • Para las personas más delgadas es preferible optar por un colchón más blando que permita que éste se adapte al cuerpo.
  • Para aquellos que se mueven mucho cuando duermen se recomienda un colchón más firme porque permite mejor el movimiento.

En cuanto a la estructura ósea de cada uno hay que valorarlo con un experto, o fíjate en las experiencias que has tenido con colchones anteriores. Es fundamental cuidar la espalda, al igual que resto de huesos, por lo que hay que tener en cuenta cada una de las particularidades del cuerpo para que no haya zonas en tensión o que por la mañana te levantes dolorido.

Tipos de colchones

En nuestro artículo “¿Cuál es mi colchón ideal? Tipos de colchones y recomendaciones” te hablamos con detenimiento sobre los colchones de muelles, de espuma de poliuretano, de espuma viscoelástica y los colchones de látex. En ese artículo tienes toda la información para descubrir, en esta categoría, cuál es la mejor versión para ti.

Garantía

Otra de las cuestiones a fijarte para encontrar un buen colchón es la garantía. Algunos expertos afirman que una de las maneras de saber si tienes ante ti un buen colchón o no son los años de garantía que te ofrecen, pues estos determinan la calidad de los materiales y las expectativas que el propio fabricante tiene sobre las mismas. Así pues, un buen colchón debe de contar con una garantía de diez años como mínimo.

 

También te puede interesar