Encimeras de cocina: guía completa para elegir el mejor material

Hoy en día, la mayoría de los diseñadores de cocinas han ido muchísimo más allá que el mero uso del granito. Utilizarán, de hecho, casi cualquier cosa para colocar en las encimeras de cocina (o en las propias islas de la cocina). Y es que no hay duda que las encimeras de cocina juegan un papel enormemente exigente. Debe ser duradero, a prueba de manchas, calor o arañazos, hermoso y sobre todo, económico. Por tanto, con todas las opciones disponibles en la actualidad no es de extrañar que el momento de escoger un material útil para nuestra encimera se convierta en una decisión sumamente complicada y difícil. Por tanto, ¿por dónde deberíamos empezar? Te descubrimos una guía completa que te ayudará a la hora de elegir el mejor material para tu encimera de cocina.

Encimeras de cocina

Piedra natural

Dentro de esta familia de materiales para la encimera de cocina incluye una amplia diversidad de piedras extraídas, como por ejemplo podría ser el caso del granito, el mármol, la pizarra o la esteatita.

Granito. Después de que solo se instalaran en casas verdaderamente caras, hoy en día el granito se caracteriza por ser un material tremendamente más común, hasta llegar a convertirse incluso en uno de los materiales más populares. Viene en una amplia variedad de colores, desde un hermoso blanco moteado a un rojo intenso. Es una superficie duradera y resistente al calor, pero que debe ser debidamente sellada para ser capaz de resistir a las manchas. Además, se caracteriza por ser caro.

Mármol. Es una piedra natural considerada como de alta gama, que viene en menos patrones de color en comparación con el granito, pero también tiene una textura muchísimo más suave. Es, en definitiva, una superficie de trabajo fantástica para actividades como hornear. Los patrones son naturales, duraderos y llamativos. No obstante, se requiere un mantenimiento bastante elevado.

Pizarra. Son considerados como materiales más exóticos. No es un material poroso, por lo que se necesitará sellado. Además, puede ser quebradiza, sobre todo en la zona de las esquinas.

Piedras de auténtica ingeniería: cuarzo

La considerada como piedra de ingeniería se está convirtiendo, en los últimos años, en una opción muchísimo más popular. Por ejemplo, destaca fundamentalmente las encimeras de cocina de cuarzo, un material extremadamente duro que, además, no necesita ser sellado.

Hoy en día, de hecho, las ofertas más modernas ofrecen una amplia variedad de colores. Tiene una alta duración, así como un mantenimiento verdaderamente bajo. No obstante, como puedes imaginar, se caracteriza por ser bastante caro.

Tipos de encimeras de cocina

Hormigón

En los últimos años, el uso del hormigón para encimeras de cocina se ha convertido en una tendencia tremendamente popular, gracias a que es un material extremadamente duro y duradero, convirtiéndose así en una gran superficie de trabajo.

Debe ser instalado profesionalmente, pero los instaladores con experiencia pueden ser capaces de mezclar una amplia gama de colores, e incluso realizar auténticos tratamientos artísticos, que van desde bonitas incrustaciones de vidrio al uso de otros materiales.

Entre las ventajas que ofrece es un material que no se raya, además de ser resistente al calor. Sin embargo, como contrapartida, es tremendamente caro y necesita ser sellada.

Superficies más sólidas

Fabricados a base de un acrílico denso, poliéster o incluso una maravillosa combinación de estos dos materiales, las encimeras de superficie sólida ofrecen un bajo mantenimiento y, a su vez, una amplísima variedad de patrones y colores. Los patrones, de hecho, se fusionan a la perfección para crear juntas indetectables, lo que hace que este tipo de superficie sea ideal para encimeras de cocina largas, o para secciones grandes.

Entre los beneficios que ofrece se caracteriza por ser un material no poroso, que puede repararse con facilidad, y por su bajo mantenimiento. Sin embargo, además de ser sensible a los arañazos, tampoco es tan resistente al calor como cabría esperar.

Baldosas de cerámica

Lo cierto es que, a la hora de hacer una encimera de cocina perfectamente individual, única y diferente, es posible usar todo tipo de azulejos, aunque los más populares son los azulejos de cerámica y piedra.

Por suerte, se encuentran disponibles en una amplia diversidad de estilos y colores, pero es necesario asegurarnos de algo fundamental: debemos seleccionar únicamente aquellas baldosas adecuadas únicamente para utilizarlas en pisos y mostradores.

Pueden ser instaladas sobre un laminado ya existente, o bien en madera contrachapada cubierta con un tablero de cemento.

También te puede interesar