Estas son las averías más caras de reparar en tu hogar

Como cualquier otro material, es corriente que las viviendas presenten averías o problemas con el tiempo. El uso continuado, la erosión por los años o imprevistos inesperados pueden provocar que ciertas averías surjan en el hogar. En estos casos, el propietario debe ser rápido y avisar lo más pronto posible para solventar las consecuencias, que pueden ser numerosas.

Algunas averías son insignificantes o no precisan de un gran coste. Sin embargo, en otros casos estas pueden dar lugar a una reforma integral del hogar, con el consiguiente desembolso del que, en muchas ocasiones, las familias no disponen. En este sentido, el respaldo de un seguro del hogar genera un enorme alivio, para lo cual se recomienda comparar precios con la ayuda de una correduría de seguros.

Las averías más costosas para los hogares

En líneas generales, las averías que pueden verse y repararse a simple vista son las menos graves. Esto ocurre, por ejemplo, con daños en algún electrodoméstico o problemas relacionados con una pieza de la caldera o utensilios similares. Por el contrario, los problemas se agravan en caso de necesitar levantar suelos, tejados o paredes.

Problemas con las tuberías

Los problemas relacionados con las tuberías son más comunes de lo que los propietarios creen. Estos pueden estar provocados por tuberías en mal estado (por ejemplo, aquellas que cuentan con muchos años y cuyos materiales se han oxidado), una fuga en algún punto o la rotura de un conducto. Dado que las tuberías se encuentran bajo el suelo o en las paredes, una fuga importante en una tubería precisa del levantamiento de suelos y paredes, así como su consiguiente reparación.

Reparaciones de tejas o tejados

Los tejados son los encargados de cubrir la parte externa del hogar, soportando las inclemencias temporales y los cambios de temperaturas. Ello provoca que gradualmente se vean afectados, lo cual supone un riesgo para la seguridad de los inquilinos.

Aunque depende del grado del desperfecto, las reparaciones de los tejados suelen ser sumamente costosas. Entre otras razones, en ocasiones todo el tejado debe reemplazarse o repararse, lo cual supone un trabajo arduo y, por ende, caro.

Problemas de calefacción o electricidad

La instalación de la calefacción y el cableado requiere de la presencia de profesionales que realizan cambios externos (a simple vista) o internos (bajo el suelo, como la calefacción). Un fallo en el sistema que aparentemente pase inadvertido a los inquilinos puede afectar a toda la instalación. Si este es el caso, algunas partes importantes pueden verse afectadas.

Sustitución de caldera

Es corriente que la caldera sufra algún desperfecto de vez en cuando. En ciertas ocasiones, estos problemas simplemente requieren la sustitución de una pieza o parte del sistema. No obstante, es corriente que las calderas dejen de funcionar por diferentes razones, como la presencia constante de cal en el agua. En estos casos, el propietario deberá adquirir una caldera nueva para disfrutar de agua caliente.

Esta avería es una de las más comunes en los hogares españoles y su reparación supone disponer de una cantidad elevada de dinero. Pese a ello, contar con un seguro del hogar respalda a los propietarios ante estas averías, ya que la aseguradora se hace cargo de la liquidez necesaria.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar