Ideas para organizar un dormitorio pequeño respetando el Feng Shui

Seguir la disciplina del Feng Shui para decorar un dormitorio es clave para conseguir un espacio en el que fluya la energía positiva pero ¿cómo conseguirlo? En este artículo vamos a compartirte algunas ideas claves para organizar un dormitorio pequeño respetando el Feng Shui y qué cosas son las que no puedes hacer.

Decorar dormitorio pequeño_feng shui

¿Qué es el Feng Shui?

El Feng Shui -viento y agua- es una disciplina taoísta que nació en China hace más de tres mil años y que está ligada directamente a la teoría del ying y el yang taoísta. Hoy día sigue siendo una filosofía que se mantiene vigente y es que se trata de conseguir una decoración que permita fluir la energía positiva (ch’i) en cualquier espacio.

Esta filosofía habla de encontrar un equilibrio en los cinco elementos de la naturaleza -madera, fuego, tierra, agua y metal- en cada uno de los espacios de la casa y, para ello, organiza los objetos de una determinada manera para conseguir que la energía fluya correctamente, de tal forma que consigamos un dormitorio que transmita armonía y bienestar.

Cómo organizar un dormitorio pequeño según el Feng Shui

Cama

La cama es uno de los elementos más importantes de cualquier dormitorio y es el primero que hay que colocar, puesto que su ubicación es clave para un buen descanso.

La primera recomendación es que el cabecero de la cama tiene que estar contra una pared sólida -evitando la pared del baño- y dicho cabecero ha de ser un “buen cabecero”, pues eso genera una sensación de protección que favorece el descanso. De esta forma, se recomienda tener cabecero y algunos profesionales recomiendan que sea de madera, evitando el metal.

A su vez, la cama no puede estar dentro del recorrido que va de la puerta a la ventana, lo que implica que no puede estar tampoco bajo la ventana y que la parte final del colchón tampoco esté en línea con la puerta, porque implicaría estar muy pendiente de lo que puede ocurrir fuera.

Debes de colocarla de tal manera que ha de quedar simétrica en ambos lados. Ten en cuenta que la simetría está asociada al orden y el equilibrio, justamente lo que se pretende buscar en esta filosofía. No importa si se trata de un dormitorio pequeño, deja el espacio suficiente a cada lado para que puedas pasar y que sepas que puedes encontrar mesillas de pequeñas dimensiones para que puedas colocar una a cada lado.

En el caso de que se tratara de un dormitorio infantil se puede colocar la cabecera y un lado de la cama contra la pared para potenciar la sensación de protección.

No acumules de todo bajo la cama. Se recomienda que evitar la imagen de acumulación para que la energía fluya pero, si no es posible conseguirlo por una cuestión de espacio, se recomienda que guardes debajo de la cama los textiles correspondientes a la misma.

Por otro lado, aunque esto no lo diga el Feng Shui, es fundamental que escojas un colchón adecuado para favorecer tu descanso, pues es clave para poder dormir bien y que el cuerpo se relaje. Para ello, nos ceñiremos a las recomendaciones de los especialistas de Blog del descanso que recomiendan fijarse en la firmeza del colchón que varía según la morfología y la postura al dormir (más duro para personas de mayor peso que duermen boca arriba) y el material del mismo (látex en caso de camas articuladas, por ejemplo), que pueden ser la clave para conseguir un sueño más profundo.

Colores

Los colores que escojas para la decoración del dormitorio son claves para conseguir un espacio de tranquilidad y descanso. Por ello, tienes que prestar especial atención a los colores que escojas para las paredes, la ropa de cama, las cortinas, los muebles, entre otros.

La mayor recomendación es optar por colores suaves para esta estancia, pues favorece la sensación de bienestar y tranquilidad. Una forma de no equivocarse nunca es optar por colores pastel, pues ahí puedes escoger todos los colores de la paleta pero escoger la tonalidad más suave. Otra opción es optar por los tonos tierra, que también generan una sensación de calidez nada más entrar.

Así, teniendo en cuenta todo esto, se recomienda evitar todos los colores que sean demasiado fríos o muy intensos puesto que generan otras sensaciones alejadas del descanso.

Mobiliario y elementos naturales

Se recomienda muchísimo optar por muebles y elementos de organización que estén fabricados con materiales naturales, como puede ser la madera o fibras naturales (esparto, mimbre, etc.), pues nos llevan directamente al elemento tierra que genera sensación de seguridad y confort.

Evita crear un espacio recargado y ten en cuenta los colores que hemos indicado anteriormente para elegir el tono de los muebles. Cuando más recogido esté tu dormitorio, mejor fluirá la energía.

¿Se pueden tener espejos?

La mejor manera de incorporarlos sin que afecte a tu sueño, pues dicen que puede hacer que rebote la energía y no fluya adecuadamente, es que los coloques en el interior de la puerta del armario, así solo lo tendrás disponible cuando lo necesites. Si no solo tienes que ubicarlo fuera y listo, no más preocupaciones.

Dormitorio solo para dormir

Lo ideal es que el dormitorio solo tenga la cama y evites tener un espacio de trabajo. Sabemos que esto no siempre es posible pero, si existe la posibilidad de crear un espacio de despacho en otra zona de la casa, mucho mejor que en esta estancia. Si no es posible, ten tu lugar de trabajo dentro del dormitorio perfectamente recogido, sin los papeles a la vista, puesto que favorecerá tu descanso y desconexión de lo que quede pendiente.

Tecnología fuera

Dentro de la habitación no tengas teléfonos móviles -míralo por última vez unos 30 minutos antes como poco- ni ordenador, ni televisión, ni nada que pueda enturbiar tu sueño.

Si quieres ver cómo decorar otras estancias según el Feng Shui, te recomendamos que continúes la lectura pinchando aquí “Cómo decorar según el Feng Shui: así se decora tu hogar para limpiar la energía de tu casa“.

También te puede interesar