Limpieza de primavera durante el confinamiento en casa

La limpieza de primavera es la oportunidad perfecta para hacer una limpieza a fondo en casa y, ahora que estamos en cuarentena, es el momento idóneo para gastar energía y limpiar la casa por completo. Os contamos algunos trucos e ideas que os pueden resultar muy interesante para ser más eficientes y obtener un buen resultado.

Limpieza profunda primavera

El cambio de estación es el momento perfecto para llevar a cabo una limpieza a fondo en casa. Además, durante la cuarentena es una opción estupenda para estar entretenidos, en activo y aprovechar este tiempo de parón para ser creativos y reorganizar las cosas.

Organízate antes de empezar

Para mayor eficiencia, el primer paso es organizar cómo vais a realizar la limpieza. La recomendación inicial siempre es empezar limpiando desde arriba hacia abajo, a la vez que se recomienda comenzar por las estancias que no reciben una limpieza a diario.

Ten en cuenta que es muy posible que necesites más de un día para hacer una limpieza en profundidad: en todas las habitaciones, cambiar la ropa de estación, poner lavadoras, tirar lo que no usas y redecorar. No hay que agobiarse, sólo organizarse bien para ser más productivos.

¿Qué tipos de productos de limpieza se recomienda utilizar? Hazte con todo el arsenal de limpieza que necesites: amoniaco, lejía, fregonas y bayetas, o si prefieres una limpieza con productos naturales puedes optar por usar limón, sal, vinagre, bicarbonato, jabón neutro, etc. Incluso podéis encontrar en el supermercado productos de limpieza naturales.

Ventila la casa por completo

Durante el invierno la ventilación es importante pero solemos reducir los tiempos de ventilación para evitar que la casa pierda temperatura. En primavera es el momento idóneo para abrir todas las ventanas y aprovechar para que el aire de todas las habitaciones se renueve, para que entre la luz a todos los rincones.

Como paso previo a la ventilación, aquellos que tengáis terraza o balcón es importante que comencéis por limpiar esta zona para que la suciedad o el polvo no sea lo primero que entre. Después ya podrás ventilar toda la casa cómodamente.

Limpia las paredes

La limpieza de primavera es un momento estupendo para hacer una limpieza a lo grande, así que no te quedes únicamente en el mobiliario y échale un ojo a las paredes. Si ves que no tienen manchas y que no requiere que vuelvas a pintar, sólo tienes que mezclar una solución de agua con jabón neutro y limpiar toda la superficie. Tienes que hacerlo desde abajo hacia arriba y limpiar toda la superficie del tirón para evitar manchas.

Limpia el techo

El techo, las esquinas del mismo con la pared, las lámparas y los ventiladores de techo pueden acumular polvo o que hagan su nido algunos bichitos, por lo que es importante dedicarle tiempo también a esta zona. Para ello sólo tienes que aspirar el techo o cubrir la mopa con un trapo. Con un trapo de mano y una escalera alta podrás dedicarle más cuidado y atención a las lámparas y ventiladores de techo.

Limpia las puertas e interruptores

Aún recuerdo a mi madre hablándonos de que dejábamos nuestras manos marcadas en las puertas y que teníamos que utilizar los pomos… Pues sí, las puertas también requieren que se limpien. Ahora que tengo puertas blancas en casa se percibe de maravilla la suciedad y el sudor que vamos dejando con las manos.

La mejor manera de limpiarlo es con un paño humedecido con un poco de jabón neutro. Si tenéis una puerta que tenga relieve podéis utilizar un cepillo de dientes para dejar niquelados todos los vértices y bordes. No os olvidéis de limpiar los pomos y tiradores.

Ya que os ponéis, aprovechad para limpiar también todos los interruptores que tengas cerca de las puertas. Puedes limpiarlos con la misma mezcla de agua con jabón neutro y, si ves que hay alguna mancha más profunda, puedes limpiarla con un poco de algodón y alcohol.

Pasa el aspirador por toda la casa

Sé que hay personas que no son muy fans del aspirador y que prefieren la escoba o la mopa, yo tengo que deciros que soy una apasionada del aspirador y del suelo perfecto que deja tras de sí, pues al aspirar no estás moviendo el polvo de un lado para otro. Sea como sea, limpia el suelo de toda la casa y céntrate especialmente en las esquinas, que a veces pasan desapercibidas.

Para mejorar la limpieza no dudes en mover los muebles, los sofás, mesas, sillas y demás para conseguir limpiar por todos los rincones.

Lava y cambia los textiles

Lava las fundas de los sofás, cortinas y los textiles de la cama para cambiarlos por vuestros diseños primaverales.

Antes de retirar las alfombras de invierno es importante que las limpies: pasa el polvo, quita las manchas, airéalas o lávalas si es necserio. Después guárdalas y cámbialas por las de primavera verano o, directamente, no pongas ninguna para mantener el espacio más fresco.

Limpia los colchones y almohadas

Limpiar el colchón es un aspecto fundamental para mejorar la higiene de la habitación, sólo pensad en la cantidad de suciedad y materiales orgánicos que pueden acumular: sudor, baba, células muertas, etc. Por ello es imprescindible que limpies el colchón, que elimines las manchas, lo aromatices con un poco de limón, lo dejes airear durante unas cuantas horas y ya podrás volver a hacer la cama.

Cambia la ropa de temporada

En el momento en el que las temperaturas comienzan a estabilizarse en primavera llega la gran tarea de cambiar la ropa de invierno y sacar la de primavera. Os puede llevar un rato pero es imprescindible hacer esta tarea para dejar hueco en el armario, encontrar más fácilmente las prendas que necesitáis y no volveros locos.

Ya que estás, es el momento de hacer limpieza de ropa y ver qué es lo que no te pones, lo que no te sirve o las prendas que se te habían olvidado que tenías. Es fundamental tanto para la ropa de invierno como la de primavera ¡Reutiliza, recicla o dona!

Limpia los armarios, incluidos los altos

A la par que vas sacando la ropa de los armarios aprovecha para limpiarlos por dentro y reorganizar tu ropa en un orden que te resulte cómodo.

A su vez, os recordamos que hay que limpiar todos los armarios, tanto por dentro como por fuera. Esto incluye la despensa de la cocina, sacad todo lo que tenéis dentro, comprobad las fechas de caducidad, estableced un nuevo orden, limpiar a fondo y ordenar.

No os olvidéis de limpiar los altos de los armarios y las estanterías porque suelen acumular mucho polvo.

Otros artículos que os pueden resultar interesantes son:

4.80 / 5
4.80 - 10 Votos

También te puede interesar