Escrito por

Papel pintado: Ideas de cómo decorar con papel pintado las paredes

Mucha gente se decide en sus casas por decorar las paredes con papel pintado. Es una opción muy interesante, siempre y cuando tengamos alguna idea de lo que queremos hacer. Por si estás un poco despistado, te damos unas ideas sobre cómo decorar con papel pintado las paredes.

Ideas de cómo decorar con papel pintado las paredes

El papel pintado tiene su origen en Oriente Medio, donde se comenzó a fabricar alrededor del siglo XVII. Desde hace unas décadas, el papel pintado es un elemento que se utiliza de forma asidua en occidente como decoración para las paredes del hogar. Es una alternativa a la pintura, que permite dar ambientes a la casa que nunca se conseguirían con ésta.

Gracias al papel pintado no nos tenemos que ceñir a un color liso, ni tendremos que ser unos verdaderos artistas para lograr algo creativo. Usando papel pintado para las paredes podemos escoger cualquier tipo de color, motivo, estampado y, en definitiva, cualquier diseño y estilo de decoración que nos apetezca.

Sin embargo, luego está la cuestión de decidir qué papel pintado pega mejor con la decoración de nuestro hogar, y cómo se puede aprovechar al máximo en cada estancia. A continuación vemos algunas ideas para usar el papel pintado en la cocina, en los baños o en los dormitorios.

Papel pintado para la cocina

Lo típico hasta hace no mucho tiempo era alicatar la cocina. Sin embargo, los tiempos están cambiando y eso de llenar las paredes de azulejos ya no tiene por qué ser una norma no escrita. De hecho, el papel pintado cada vez se utiliza más para las paredes de la cocina. Y ofrecen muchas posibilidades.

No hace falta comenzar a lo grande. Si no nos fiamos de que vaya a quedar bien, podemos empezar a forrar de papel algunas partes no muy visibles, o que no destaquen demasiado, como los fondos de los cajones o de los armarios, o las zonas donde haya alguna estantería (por ejemplo, la estantería de las especias).

Por otro lado, hay otras zonas de la cocina que también podemos decorar con papel pintado, por ejemplo, esa esquina donde tenemos el frigorífico, o esa parte de pared que queda entre el fregadero y los armarios de la pared. Además, ya hay papel pintado resistente al agua, para que no haya problema si los colocamos en esta zona.

Otra opción es decorar alguna de las paredes “libres” de la cocina. Seguro que muchos tenéis en vuestra cocina la mesa pegada a la pared, o en su defecto, en una zona de confort, con su propio espacio. Es interesante que esta zona de la cocina, la del office, donde desayunamos, comemos y cenamos, nos haga sentirnos confortables y en casa. Por eso siempre es bonito el papel pintado con motivos que nos den tranquilidad y bienestar, como motivos florales, o diseños de patrones en tonos pastel, por ejemplo.

Y ya, si queremos darle un toque original o vintage a la cocina, una buena idea es forrar con papel pintado algunos de nuestros electrodomésticos. Por ejemplo, quedaría genial forrar con papel a rayas una nevera, tanto el exterior como el fondo de la nevera. Esto queda especialmente bien en frigoríficos que ya tienen sus años, ya que le da un aire mucho más retro.

Papel pintado para baños

El papel pintado para baños también está ganado adeptos, principalmente por varia razones, que nos aportan también varias ideas.

Por un lado, podemos usar el papel pintado para aumentar la sensación de amplitud del cuarto de baño, usando estampados horizontales o de gran tamaño en alguna de las paredes. Incluso podemos reforzar esta sensación de amplitud con el uso de espejos.

Por otro lado, el papel de baño con estampados también tiene la cualidad de hacer que los elementos brillantes del cuarto de baño destaquen. En cualquier caso, también depende del tipo de decoración que tenga la estancia.

También es muy importante el uso de colores. Por ejemplo, un papel en tonos grises le irá muy bien a un cuarto de baño con muebles blancos y negros, pero a uno más “happy” le podrían ir mejor otro tipo de colores.

También hay que tener en cuenta que podemos reforzar el estilo del cuarto de baño gracias al papel pintado. Por ejemplo, un cuarto de baño de estilo tradicional se verá incluso mejor con papel pintado de flores o motivos similares.

Si buscamos un diseño más moderno, también podemos optar por el uso de patrones o incluso texturas, que le otorgan mayor volumen y relieve  las paredes. Por ejemplo, se llevan mucho los papeles pintados para baño con motivos similares a piedras, conchas, cristales o incluso imitando los dibujos de los azulejos.

Papel pintado para habitaciones

La habitación es una de las estancias de la casa donde más puede lucir el papel pintado en las paredes. Es un elemento de decoración que puede ser muy útil para darle a nuestra habitación el toque que le faltaba. El papel pintado le otorga volumen a la habitación, y evita esa sensación de “vacío” que  veces dan las paredes lisas, sobre todo las blancas o de colores muy claros.

Sin embargo, aquí surgen también las dudas debido a la enorme cantidad de posibilidades que disponemos. Estamos limitados tan solo por nuestro gusto. En primer lugar tenemos para elegir entre una gran cantidad de patrones. Desde papel pintado liso, hasta papel a rayas, con estampados, cuadros y todo tipo de motivos. ¿Cuál es el que más nos gusta y que más puede encajar con el estilo de la habitación?

Una vez hayamos el motivo, está el tema del color. ¿Qué ambiente le queremos dar al cuarto? ¿Qué tonalidades nos van mejor para ello? ¿Qué colores pegan mejor con los tonos del resto de muebles y decoración del dormitorio?

En el caso del tipo de estampado, el papel pintado de rayas verticales va muy bien para los dormitorios de estilo clásico o que buscan un aspecto más tradicional. En este sentido, va muy bien el papel pintado a rayas blancas combinadas con otro color, como azul marino o granate.

Por otro lado, si buscamos un aspecto más romántico o recargado podemos opta por otro tipo de estampados, por ejemplo de flores.

Por otro lado, para los dormitorios de niños también es interesante el papel pintado para paredes de colores lisos pero alegres. Quizá con algún motivo o adorno, y utilizando diferentes colores en el techo y en el cabecero de la cama que en el resto de paredes.

Por último, también hay ideas para los más atrevidos, como por ejemplo hacer nuestro propios estampados con los motivos que más nos gusten. ¡Las opciones son infinitas!

Enlaces de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías