Escrito por

Para el colchón: ¿Muelles, látex o viscoelástico?

La cantidad y calidad del sueño son fundamentales en nuestra vida. El que nuestro descanso sea bueno depende en gran medida de la elección del colchón, la base y la almohada. El colchón ideal tiene que ser firme y recto, ni blando ni duro y adaptable a las curvas de la columna vertebral. Aunque el colchón milagroso no existe, algunos de los que hoy en día nos ofrece el mercado nos facilitan un descanso bastante placentero.

Colchones latex

Los colchones de muelles han sido los más vendidos durante muchos años y ofrecen distintos grados de firmeza según las capas que tengan entre la carcasa de muelles y la tela exterior, así como según el tipo de muelles que lleven. En este tipo de colchones los más recomendados serán los que combinan muelles con látex o con viscoelástic, los muelles deberán estar además ensacados, es decir, cada muelle se ubica en una bolsa independiente.

Los colchones de látex tienen una excelente adaptación, sin perder la firmeza necesaria para un buen descanso, puesto que son indeformables, son antialérgicos, resistentes al polvo, son atérmicos adaptándose a nuestra temperatura corporal y tienen una mayor duración que los colchones de muelles. Los colchones de látex se pueden lavar, incluso con jabón o vapor. El látex se acopla al cuerpo según las franjas de descanso que tenga el colchón que pueden ir desde un único sector lumbar diferenciado, hasta cinco e incluso siete áreas de descanso independientes. El látex puede obtenerse de forma natural o sintética .El porcentaje de látex natural del colchón marca la calidad y adaptación al cuerpo. La combinación de látex natural y sintético tiene como objetivo abaratar el coste.

colchon

El látex natural proviene del árbol del Caucho es un material totalmente ecológico y aconsejable para nuestra salud, su tacto es natural y suave. Tiene una duración larga, un promedio de 10 a 20 años, y tiene una adaptación natural a nuestro cuerpo. El látex sintético proviene del investigaciones químicas de laboratorio, su tacto es más gomoso y duro. Su promedio de duración es de 8 a 12 años. En cuanto al mantenimiento, al ser un colchón de origen sintético, no necesita ningún cuidado específico, simplemente los cuidados de ventilación que requiere cualquier tipo de colchón.

Los colchones de viscoelástico, aunque un poco más firmes son muy similares a los de látex en sus características y propiedades, este tipo de colchones proporcionan la comodidad perfecta a quienes encuentran muy duro el colchón de muelles y muy blando el de látex. Dotado de memoria inteligente, sensible a la temperatura y adaptable al cuerpo, crea una placentera sensación de ingravidez. La espuma viscoelástica se adapta ergonómicamente al cuerpo eliminando cualquier punto de presión. Es un material 100% sintético y de diseño desarrollado con alta tecnología, es un producto muy indicado en el sector sanitario por sus propiedades terapéuticas y para asegurar un buen descanso a todos en general. Prácticamente todos los fabricantes han incluido en sus catálogos estos colchones bajo distintos nombres, que vienen con una  o varias capas de Viscoelástic, unidas a muelles o a diversas espumas de alta densidad.

Colchon latex

Aspectos de interés

Los colchones de agua no son nada recomendables para la salud, tan sólo cumplen un papel lúdico o de diversión.

Los expertos recomiendan un cambio de colchón cada diez años ya que se deterioran las cualidades para asegurar un descanso satisfactorio. No obstante, este tiempo varía en función del uso y estado del colchón.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías