¿Qué diferencia hay entre una bombilla de bajo consumo y LED?

Si hablamos de reducir la factura eléctrica, tanto por ahorrarnos un dinerito como para ser más respetuosos con los recursos, sin lugar a dudas llega la pregunta ¿qué bombillas escoger? ¿de bajo consumo o LED? En este artículo vamos a comentaros algunas ideas básicas que os van a ser de utilidad para conocer las ventajas de cada una de ellas.

Federico Bottos unsplash

A continuación, os indicamos cuáles son las características de cada una de las bombillas y así podréis hacer vuestra propia comparativa.

Ventajas de las bombillas LED

Para esta sección del artículo hemos contado con la colaboración de los expertos de GreenIce, que se presentan como pioneros en la comercialización de productos de iluminación LED en España y una de las principales tiendas online en este sector tanto en España como en Europa (cuenta con una interfaz disponible en 23 idiomas). Por si queréis echarle un vistazo, en esta tienda podréis encontrar hasta 20.000 productos distintos de iluminación LED y decoración.

Desde GreenIce afirman que la principal característica que ofrece la iluminación LED es el ahorro, que puede suponer hasta un 70%. A su vez, se trata de una bombilla de gran durabilidad, entre unas 30 y 50 mil horas de uso, salvo si vives en zonas de calor excesivo que pueden verse afectadas. Esto implica que este tipo de bombilla permiten ahorrar tanto en el consumo energético como en el número de bombillas que necesitarás.

Otro aspecto importante es que las LED no contienen mercurio ni gases contaminantes, no producen irradiaciones de infrarrojos ni deslumbra, a la parte que no producen contaminación lumínica. Para aquellos que tengáis que estar durante muchas horas bajo luz artificial, esta tecnología cansa menos a la vista.

Hay muchos modelos entre los que puedes escoger, lo que también supone una ventaja de cara a encontrar el sistema de iluminación idóneo para ti: bombillas LED, plafones de techo LED, focos LED… Por ejemplo, en GreenIce hay diseños para todo tipo de ambientes, como puede ser para un ámbito profesional o para un uso doméstico, al igual que podéis encontrar una amplia gama de intensidad de luz, desde más fría a más cálida.

Por otra parte, características que vais a percibir nada más las instaléis en casa es que este tipo de bombillas se encienden al instante.

Ventajas de las bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo se caracterizan por consumir entre un 50 y un 80 por ciento menos que las lámparas clásicas incandescentes, por tanto, si no quieres usar LED pero estás valorando cambiar de bombillas, con éstas también podrás disfrutar de un buen ahorro. Siguiendo dicha comparación, estas bombillas duran más que las tradicionales, lo que también por esta parte te permite disfrutar de una mejor economía doméstica.

En cuanto a su vida útil puede llegar a durar unas 15 mil horas y están consideradas como de alta eficiencia lumínica, por lo que son rentables a largo plazo.

Una desventaja que tienen frente a las LED, que como comentábamos se enciende al instante, éstas pueden tardar unos segundos en calentarse y alcanzar su grado de luz. Eso sí, eso no quiere decir que vayamos a tener un accidente doméstico, pues es un tipo de bombilla que guarda menos el calor y evita las quemaduras.

Al igual que la iluminación LED, está considerada como una bombilla adecuada para aquellas estancias donde tienes que estar muchas horas con la bombilla encendida. Eso sí, señalan que el contra de esta bombilla es que si uno la enciende y la apaga en exceso, si no se hace un uso adecuado de la misma, también se reduce su esperanza de vida y se fundirá antes.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar