4 recetas naturales de suavizantes caseros

Quizá en alguna ocasión has pensado en ahorrarte algo de dinero en las compras de tu hogar. Si es así, uno de los consejos básicos que se podrían llegar a dar desde un primer momento es el de hacer ciertas cosas nosotros mismos. Un buen ejemplo lo encontramos en los detergentes y suavizantes caseros para […]

Quizá en alguna ocasión has pensado en ahorrarte algo de dinero en las compras de tu hogar. Si es así, uno de los consejos básicos que se podrían llegar a dar desde un primer momento es el de hacer ciertas cosas nosotros mismos. Un buen ejemplo lo encontramos en los detergentes y suavizantes caseros para la ropa. De esta forma, si en alguna ocasión te has planteado hacer tu propio suavizante casero, es bastante posible que quieras encontrar una buena receta que de verdad funcione. En cualquier caso, no hay duda que siempre es una excelente opción, puesto que los suavizantes caseros no dejarán que la ropa acabe oliendo a esencias artificiales, ni mucho menos dejarán esa extraña sensación de suavidad química que puedes sentir cada vez que sacas las sábanas de la secadora. Si deseas elaborar tus propios suavizantes caseros, a continuación te proponemos algunas recetas útiles que te serán de mucha ayuda.

Recetas de suavizantes caseros para lavar la ropa

Cuando se trata de nuestro hogar, no hay duda que cualquier truco o consejo que podamos seguir y nos brinde la posibilidad de ahorrarnos unos cuantos euros en la economía doméstica, es siempre algo de agradecer. Independientemente de que se trate de ahorrar un poco de dinero en la factura de la luz o del agua, o a la hora de hacer la compra, cualquier consejo es siempre bienvenido.

Sin embargo, ¿sabías que puedes ahorrar mucho más cuando optas por elaborar algunos productos de limpieza comunes, que habitualmente tiendes a utilizar en casa? Un buen ejemplo lo encontramos en los lavavajillas para platos, que puedes hacer por ti mismo/a a la hora de utilizar el lavavajillas. Y, a la hora de lavar la ropa, tanto los detergentes como los suavizantes caseros pueden convertirse en dos de las mejores opciones.

¿Sabes por qué? Muy sencillo. Por un lado, solo tú sabrás los ingredientes que has utilizado en su elaboración, por lo que es bastante probable que acabes utilizando ingredientes más naturales, y sobre todo, aquellos que tiendan a ser más respetuosos con tu familia. Además, siempre acabará siendo mucho más económico que comprar un suavizante industrial, en especial si se trata de un producto de marca.

Cómo hacer suavizantes caseros fácilmente

Suavizante de cristal con sal y aceite esencial

Qué necesitas:

  • 4 tazas de sal kosher
  • 20 gotas de tu aceite esencial favorito

A la hora de escoger tu aceite esencial, recuerda que puedes optar por aquel cuyo aroma más te guste. Por ejemplo, el aceite esencial de lavanda es suave con la piel sensible y promueve la relajación y el descanso, por lo que podría ser ideal para usarlo en sábanas y ropa de cama. Por otro lado, el aceite esencial de limón es algo más estimulante, ayudando a que la ropa s sienta más fresca y limpia. Por tanto, elige aquel que más te guste.

Instrucciones:

  1. En realidad el proceso para elaborar este suavizante es sumamente sencillo y simple. Solo tienes que colocar la sal de kosher en el interior de un recipiente o frasco de cristal, añade el aceite esencial que hayas escogido y resérvalo.
  2. Al momento de usarlo solo tendrás que agregar algunas cucharadas para lavar cargas pequeñas de ropa, y entre 4 a 8 cucharadas para cargas más grandes.

Suavizante casero

Suavizante de bicarbonato de sodio y aceite esencial

Qué necesitas:

  • 2 tazas de sal marina
  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • 30 gotas de aceite esencial

Instrucciones:

  1. Pon las dos tazas de sal marina en un frasco de vidrio o cristal, añade las 30 gotas de tu aceite esencial favorito y agrega la media taza de bicarbonato de sodio.
  2. Mezcla bien y resérvalo en el recipiente después de haberlo cerrado.
  3. Al momento de usarlo bastará con añadir 2 o 3 cucharadas, mezclándolo con la ropa antes de enjuagar.

Suavizante de bicarbonato de sodio fácil

Qué necesitas:

  • ½ taza de bicarbonato de sodio

Instrucciones:

  1. Únicamente debes verter la media taza de bicarbonato de sodio en la lavadora mientras se encuentre en el ciclo de enjuague. ¡Listo!.

Suavizante de kiwi y lima

Qué necesitas:

  • 6 tazas de agua caliente
  • 2 tazas de acondicionador para el cabello de kiwi
  • 3 tazas de vinagre blanco

Instrucciones:

  1. Calienta el agua en una cacerola al fuego (puede ser agua del grifo). Una vez caliente, vierte el agua en un cuenco grande.
  2. Añade ahora las 2 tazas de acondicionador. Bátelo un poco hasta que la mezcla quede lo más suave posible.
  3. Para terminar, añade el vinagre blanco, mezcla bien y transfiere al bote donde desees conservarlo.
4 recetas naturales de suavizantes caseros
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar