Escrito por

Más de 40 fotos de salones blancos

Hoy en día el color blanco es quizás uno de los más utilizados en la decoración de interiores, en especial a la hora de elegirlo como un color que nos permite poder decorar con acierto, modernidad y encanto cualquier salón ya sea grande o pequeño. Si os gusta este color estáis de enhorabuena ya que os mostramos a continuación más de de 40 fotos de salones blancos.

Más de 40 fotos de salones blancos

La decoración de salones en blanco es quizás una de las más grandes tendencias que tenemos en la actualidad.

Lo cierto es que el blanco es un color al que siempre se recurre cuando se trata de decorar ya que aporta luminosidad y nos permite crear el efecto de que el espacio es más amplio, pero si encima está de moda, será inevitable que apostéis por él como color para decorar vuestro salón este 2018.

La influencia de estilos como el “minimalista” o el “nórdico”, nos permite poder sacar mayor partido al blanco como color principal en los salones, ya sea en las paredes, en los muebles o por todos lados.

Además es un color que podemos combinar perfectamente con otros tonos de modo que veamos ahora algunas fotos que seguro os van a resultar inspiradoras para que apliquéis lo que se propone al salón de vuestra propia casa.

Salón blanco de estilo clásico

Una de las primeras ideas que os queremos presentar para los salones blancos, es la de elegir este color para un salón que tenga además un estilo clásico.

No me refiero a que los muebles o el salón en sí, sea anticuado, pero sí que es verdad que al apostar por el blanco, nos damos cuenta como toda la estancia adquiere otro aspecto, con más luminosidad y con un encanto indiscutible.

Prueba a pintar tu comedor y tu salón de blanco, y verás como al momento, sentirás que la estancia se ha renovado.

Salón blanco de estilo country

Por otro lado, queremos mostraros una idea de estilo “country”, ya que parece estar de moda este 2018.

Este estilo suele caracterizarse por contar con muebles y tonos similares a lo que vemos en los salones rústicos, que suelen ser más oscuros, aunque el blanco también es un acierto.

Podemos pintar los muebles de blanco, y como no elegirlo como color para paredes y cortinas, sumando entonces algún que otro elemento de madera. Veréis como vuestro salón tendrá un encanto especial.

Salón blanco de estilo nórdico

La tendencia por decorar con el que se conoce como estilo nórdico está muy presente en la decoración del 2018, de modo que también vuestro salón puede adaptarse a dicha tendencia.

Por suerte para nosotros, el blanco es uno de los tonos que caracteriza el estilo decorativo nórdico o escandinavo. A este se le suman además otros tonos aportados por el uso de la madera por ejemplo.

Salón blanco moderno

Y como no, tenemos que ver alguna que otra propuesta de salón de color blanco que además sea moderno.

Lo cierto es que este tipo de salones suelen presentarse en este color ya que no solo logramos que toda la estancia se vea más grande (algo que se persigue mucho con el estilo moderno), sino que además le aporta una estética futurista que es realmente irresistible.

Salón blanco y gris

Si miramos con detalles algunas ideas para nuestro salón de color blanco, podemos sumar la apuesta por combinar nuestro color principal con otros que serán también esenciales.

De este modo, podemos decantarnos por ejemplo por un sofá en color gris como el que vemos arriba. La combinación de ambos tonos es sin duda exquisita, y logra un salón muy “chic”.

En esta otra imagen que os mostramos, volvemos a convencernos del acierto de mezclar el blanco y el gris como tonos para nuestro salón.

Podemos pintar las paredes de un blanco impoluto y dejar el gris para otros elementos del espacio, ya sea el sofá, los muebles o quizás nuestra alfombra. Dos tonos que combinan de manera perfecta y que ya deberíais probar para vuestro propio salón.

Salón blanco y azul

Por otro lado, el azul es también un color tendencia en la decoración de salones 2018, de modo que podemos combinarlo además con el blanco.

El resultado es realmente espectacular y si además sabemos como mezclar distintas tonalidades de azul y blanco, lograremos que nuestro salón adquiera un estilo muy fresco.

La clave está en dejar que el blanco sea el tono principal, mientras que el azul nos servirá para elementos concretos como un sillón, los cojines o las cortinas de la casa.

Muebles en blanco para el salón

Por otro lado, tenemos que hablaros de la elección del blanco para los muebles del salón, y no solo para paredes, cortinas o el sofá.

La verdad es que todavía nos resistimos un poco a colocar muebles de color blanco por el simple hecho de que se manchan con mayor frecuencia, pero lo cierto es que aportan un estilo muy personal.

Los muebles en color madera, en gris, negro o incluso rojo son tendencia en este 2018, pero si eliges muebles en blanco para tu salón seguro que conseguirás que tenga un aspecto difícil de superar.

La apuesta por un sillón blanco

Los sillones blancos son también una buena opción decorativa para el salón. Puesto que se han puesto muy de moda en los últimos años, queremos que veáis también lo bien que nos pueden quedar.

Junto a una ventana y con una lámpara al lado, un sillón como el de la imagen nos invita a poder pasar tardes de lectura y relajación. ¿No os resulta realmente inspirador?. No lo dudéis y apostad por una decoración como esta.

Decorar una estancia en tonos claros es un truco básico para ampliar visualmente el espacio. Estas tonalidades consiguen que todo luzca más sencillo y limpio, y que no resulte pesado a la vista. Además, las estancias blancas son mucho más luminosas.

Pero no todo son ventajas. Como comprenderás, las habitaciones o salones blancos requieren más cuidados para permanecer limpios. No ocurre lo mismo con cocinas y baños, ya que los muebles de esas habitaciones se limpian mucho más fácilmente.

A pesar del sacrificio que suponen a la hora de recoger, ordenar y limpiar, los salones blancos están de moda. Cada día es más fácil encontrar este tipo de decoraciones en blogs o revistas de decoración. Y existen muchas opciones en cuanto a mobiliario en todas las tiendas del sector.

Cómo decorar salones blancos

A la hora de pensar en cómo decorar salones blancos hay que decidir qué tipo de estilo se está buscando. Puedes apostar por el color block, utilizando este color para todos los elementos. O decantarte por un estilo nórdico con elementos en otros colores. Este último es el que más de moda está, aunque el resto de estilos no tienen nada que envidiarle. Los salones blancos son preciosos y brillan por si solos.

Una forma de darle algo de color siguiendo la gama cromática puede ser utilizar blancos rotos, beige o tonos tierra muy claritos. Esto puede conseguir un entorno más cálido y acogedor.

La clave para conseguir que los salones blancos luzcan perfectos está en la iluminación. Ventanas amplias bien iluminadas, y puntos de luz distribuidos por la estancia te ayudarán a conseguir un acabado de revista.

Salones blancos con otros colores

Una de las tendencias más comunes hoy en día son los salones blancos con otros colores. Incluir algún elemento de otro color es una forma de darle protagonismo a esa pieza del mobiliario y de la decoración. En estos casos, hay que elegir bien qué queremos que sea el punto fuerte, y decoraremos el resto de la estancia en torno a esa pieza.

También se puede optar por incluir el color mediante la decoración, sin darle la mayor presencia visual a nada en concreto. Como verás en la siguiente imagen, el color puede estar distribuido por toda la estancia en pequeños detalles. Para esto, lo ideal es elegir una gama cromática que nos guste y reflejarla en diferentes elementos:

  • Cortinas
  • Cojines
  • Jarrones
  • Mantas de sofá
  • Lámparas
  • Cestas
  • Alfombras

No quiere decir que todos esos elementos deban llevar color, sino que son los ideales para distribuir el color por los salones blancos de manera homogénea y constante.

Dentro de los salones blancos con otro colores hay tres grandes tendencias que se están poniendo de moda: los salones blancos con madera, con negro y con gris. ¡Vamos a verlos!

Salones blancos y madera

La combinación de salones blancos y madera es la más cercana al estilo nórdico que tanto gusta hoy en día. Lo más sencillo para conseguir este estilo es contar con un suelo de madera laminada. Así, el resto de la estancia puede ser blanca, incluyendo muebles y decoración, sin perder el toque nórdico de la madera.

Si ya tienes el suelo en madera, nuestro consejos es que las paredes y el techo los dejes pintados en un blanco impoluto. El suelo será el gran protagonista, en contraste con el resto de la estancia. ¡No te arrepentirás!

Otra opción es introducir algún mueble en madera. Por ejemplo, siguiendo las tendencias, se puede introducir una mesa de centro hecha con palés o cajas de madera.

Y si se trata de un salón comedor, puedes diferenciar ambas zonas eligiendo una mesa de comedor con sus sillas en madera. Podrías dejar el resto del slaón en blanco, y visualmente se crearían dos zonas bien delimitadas tanto en espacio como en usos.

La combinación de salones blancos y madera resulta muy acogedora y cálida, visualmente hablando.

Salones blancos y negros

El estilo de los salones blancos y negros suele asociarse a algo mucho más minimalista. Líneas rectas, pocos adornos, simplicidad… Visualmente el choque entre blanco y negro ya es bastante pesado, por lo que se procura mantener la estancia lo más ligera posible.

En este tipo de estancia lo ideal es que el blanco tenga más presencia que el negro. El negro pesa más visualmente, por lo que una distribución objetiva del 60-40 hará que visualmente parezca un 50-50 dando estabilidad al diseño y a la decoración.

Para hacer más acogedores estos salones hay un truco muy sencillo: incluir plantas y flores en algún punto de la estancia. Así parecerán salones menos fríos y más habitables.

Como evolución de los salones anteriores también se puede optar por los salones blancos y grises. Suelen ser menos minimalistas y más acogedores, sin llegar al punto hogareño e informal de los salones blancos y madera.

También se acercan bastante a los salones de estilo nórdico, ya que los nórdicos suelen utilizar tanto la madera como el color gris en la decoración de toda la casa.

Si eres una persona atrevida, nuestro consejo es que pintes una de las paredes en gris. Dejando el resto en blanco, el acabado será impactante. Eso sí, procura que sea una pared que vaya a recibir luz la mayor parte del día, para no dejar esa parte del salón sombrío.

Un acabado menos recargado lo puedes conseguir con una estancia en blanco impoluto con elementos en gris. El color gris no tiene tanta carga visual, por lo que puede distribuirse entre muebles y decoración sin miedo a que quede demasiado recargado.

En este caso, la solución más lógica es optar por un sofá en gris. Es el mueble que más trote suele llevar, por lo que se agradecerá que no sea blanco. En cualquier caso, los salones blancos y grises son muy fáciles de decorar. Echa un vistazo a las tiendas de mobiliario de tu zona y verás cómo hay múltiples opciones.

Fotogalería de salones blancos

Sin duda las imágenes que os hemos mostrado de salones blancos resultan inspiradoras pero si queréis ver el resto, os las dejamos ahora en esta completa galería de fotos.

Artículo de interés

Si te han gustado estas fotos e ideas para vuestro salón, os aconsejamos además que leáis este otro post que sin duda, será de vuestro interés:

MÁS DE 35 FOTOS DE SALONES AZULES

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías